Todas las entradas de: Helper

El testimonio de Rocky y Helen

rocky-helenLA TRAVESÍA DE ROCKY Y HELEN HACIA CRISTO

Link Los artículos de Rocky

bullets Visit mormonoutreach.org

Rocky nació como un mormón de sexta generación y criado en esa fe. Su padre y madre eran “Mormones aptos para asistir al Templo,” y se casaron en el Templo de Logan, Utah.  Rocky vivió en la parte occidental de Estados Unidos hasta que se enlistó en la Armada en 1973.

Helen nació en una familia que no asistía a la iglesia y conoció a Rocky en el verano de 1979. Helen no era cristiana, ni tampoco atea. Ella simplemente no se preocupaba por un camino u otro, si existía o no un Dios.

Rocky era miembro del equipo de rodeo de su buque y la mayoría de sus citas amorosas giraban en torno a los rodeos y la monta de toros. Rocky tomó a Helen con él hacia Phoenix en un viaje para recoger un nuevo camión y Helen literalmente fue arrebatada de la casa de sus padres pues ella no era mormona. Esto inició el camino de Helen hacia el mormonismo. Seguir leyendo El testimonio de Rocky y Helen

El testimonio de Bonnie

bonnieBONNIE

Mi travesía en el mormonismo comenzó cuando yo era muy joven… Crecí en iglesias protestantes – Bautista, Metodista y Presbiteriana para ser específica. Aún cuando asistíamos a la iglesia todos los domingos, no recuerdo haber sido enseñada en la Palabra de Dios por nadie en ninguna. Tampoco estaba recibiendo enseñanza alguna en casa… De hecho, aunque mis padres eran asistentes acérrimos a la iglesia, no les recuerdo utilizando la Palabra de Dios para guiarme en nada. Como resultado, cuando llegué a mi último año en secundaria y comencé a sentir la necesidad de entender a Dios, no tenía ningún fundamento al cual recurrir. Cuando finalmente me encontré desesperada por respuestas, concerté citas con cinco pastores protestantes y un sacerdote católico con la esperanza de encontrar respuestas, pero ninguno de aquellos hombres abrió una Biblia en mi presencia ni dijo nada como, “Esto es lo que nos dice la Palabra de Dios.”

Por eso no es de sorprenderse que cuando acudí a algunos misioneros mormones y estos tuvieron respuestas rápidas y muy confiables (¡aunque sonaran un poco extrañas!) a mis interrogantes, utilizando la Biblia para responderme, ello me dejara intrigada. Seis meses después, me comprometí con un joven ex-misionero mormón y me deslicé con facilidad para unirme a su iglesia. Seguir leyendo El testimonio de Bonnie

El testimonio de Jennifer

jenniferJENNIFER

Desde muy tierna edad, me sentía como si fuera yo un error y no querida. Mis padres siempre andaban peleando entre ellos, ya fuera por la iglesia, por dinero o por el hábito de bebedor de mi papá. Cuando tenía tres años de edad me recuerdo yendo a la habitación de mis padres donde vi a papá golpear a mamá en una pelea. Esa noche mientras él estaba trabajando, ella empacó nuestras cosas y nos llevó donde un hombre, quien más adelante supe que era un líder en la iglesia mormona (un obispo). Vivimos con él y su familia por un poco de tiempo, hasta que mi mamá se dio por vencida e hizo caso al obispo, y regresamos a vivir con papá. Seguir leyendo El testimonio de Jennifer

El testimonio de La Vonne

lavonneLA VONNE – Mi viaje por el Mormonismo y, Finalmente, ¡la Libertad en Cristo! 

Resulta interesante cómo los patrones se repiten y, o te impulsan a una falsa religión, o te mantienen en esa falsa religión si sucediera que uno nació en ella. Las personas son criaturas de hábitos y con frecuencia repiten patrones de manera inconsciente sin analizar las decisiones que toman. Esto va en contra de las enseñanzas de Jesús, quien nos dice a través de Su Palabra, la Biblia, que investiguemos y probemos todas las cosas. Mientras leen acerca de mi viaje, vean los patrones que se repiten hasta que la verdad me hizo libre.

Mi travesía comenzó como una pequeña que fue criada por una madre que la amó pero que no sabía cómo demostrarlo. Ella no tenía a Dios en su vida y por eso no sabía cómo guiarme para seguir la voluntad de Dios en mi vida. Ella era muy controladora y con frecuencia tenía reglas que no tenían ningún sentido. Reglas tales como que no podías vestir pantalones vaqueros o comer ciertas comidas. Sus muchos matrimonios me hicieron sentir excluida y sin amor. Sus reglas ridículamente estrictas eventualmente me impulsaron a buscar una libertad fuera de su control a una edad temprana, cuando aún no estaba preparada. Seguir leyendo El testimonio de La Vonne

El testimonio de Phillip y Cheryl

phillip-cheryl.:EL TESTIMONIO DE PHILLIP Y CHERYL

Nací de padres convertidos a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Fui criado como mormón en un entorno no-mormón en la zona rural de Kansas. Esto representaba muchos desafíos, incluyendo la exclusión de la mayoría de las actividades en las que no participan los mormones. Fui entrenado profundamente en el “mantra” (repeticiones religiosas) de defender a la iglesia, sus doctrinas y a sus líderes, desde mucho antes que fuera bautizado a la edad de ocho años. Nunca me fue dada la oportunidad de comparar mis creencias con otras, o investigar otros puntos de vista. Me enseñaron a “saber” que estas cosas eran “ciertas,” porque este era el proceso de adoctrinamiento prescrito, al que los expertos en neurología y psicología se refieren como “lavado de cerebro” o “control mental.” Seguir leyendo El testimonio de Phillip y Cheryl

El testimonio de Bev

bev.:TESTIMONIO DE BEV

Link Los artículos de Bev

 Mi herencia mormona se remonta directamente a José Smith.  Mi genealogía se cruza con su genealogía.  Mis inicios se dieron en un pequeño pueblo en Idaho. Iba a la iglesia en un edificio antiguo hecho de piedras que estaba en frente de mi casa. Los domingos eran divertidos cuando escuchaba las historias acerca de Jesús y me ponían una estrellita dorada en la frente. Teníamos una familia numerosa y muchísimos amigos, todos mormones. Tengo gratos recuerdos de nuestras amistades y las reuniones sociales.

Cuando tenía unos seis años de edad me encontraba con mi abuela Lucy en el sótano de aquella antigua iglesia mormona en Rigby, Idaho. Mi abuela estaba hablando con otra mujer acerca de Jesucristo. Yo quería saber más, así que continué molestándola con preguntas. Ella se tomó el tiempo para hablarme acerca de que Jesús murió en la cruz por todos nuestros pecados y que si le oramos y le agradecemos por su regalo, Él siempre será nuestro amigo, estará siempre con nosotros y que podremos vivir en el Cielo. Seguir leyendo El testimonio de Bev

El testimonio de Ron

ron.:EL TESTIMONIO DE RON

Un proverbio oriental dice que “La devastación exfolia la eficacia providencial.” Fue de modo similar, por medio de la devastación, que encontré suficiente humildad y confusión pura para sacudirme de las garras de la percepción doctrinal que había conocido durante toda mi vida. Mi perspectiva de Dios y de su gracia había sido formada por las doctrinas del mormonismo.

Yo era un miembro de la quinta generación de la facción del mormonismo, la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (ahora llamada Comunidad de Cristo). Cada recuerdo de mi niñez se formó en una vida de hogar que tenía un profundo compromiso hacia las enseñanzas del Libro de Mormón. Mi tatarabuelo se convirtió al mormonismo en la segunda mitad del siglo XIX y más tarde fue ascendido al puesto de Apóstol. Por eso, yo crecí con las experiencias de una historia familiar que validaban y reforzaban mi fe. Seguir leyendo El testimonio de Ron

El testimonio de Scott

scott.:EL TESTIMONIO DE SCOTT

La mayor parte de mi vida en la tierra, he estado rodeado de la iglesia mormona. Mi padre nació y creció siendo un mormón y su familia tiene raíces profundas en el mormonismo, que remontan a los días de Brigham Young. Recuerdo las historias de mi abuela acerca del viaje de su familia desde el este hacia el valle de Salt Lake. Aún cuando asistíamos a la iglesia ocasionalmente para ciertos domingos especiales, como el de la Pascua, estuve inactivo en la iglesia la mayor parte de mi juventud. Cuando tenía 13 años, mi padre decidió que su familia necesitaba tener la Palabra de Dios en casa, así que se volvió al mormonismo, la única religión que él realmente conocía y la única que a mí también me era conocida. Seguir leyendo El testimonio de Scott

El testimonio de Laura

laura.:EL TESTIMONIO DE LAURA
(Nota: Laura es la esposa de Rob B.)

Nací en el estado de Utah, y crecí tanto en Utah como en Nuevo México. En los años cincuentas y sesentas, misioneros mormones llegaron a las reservaciones Navajo para enseñar su fe mormona y adoctrinar a los padres Navajos con la idea de que “las familias son para siempre.” Se desarrolló un programa para enviar a los niños Navajos con familias adoptivas en Utah, donde les proporcionarían un año de educación en la escuela, además de enseñarles los pormenores de la religión mormona. Este programa fue llamado, “Programa de colocación Lamanita,” nombrado así por el pueblo “Lamanita” del Libro de Mormón, quienes, según los mormones, son los principales ancestros de los Indios Americanos. Seguir leyendo El testimonio de Laura

El testimonio de Glenn

glenn.: EL TESTIMONIO DE GLENN

Cuando yo tenía 32 meses de vida, mi familia estuvo involucrada en un horrendo accidente automovilístico. Mi madre murió. Mi padre, mi hermano y yo sobrevivimos a este accidente. Esto sucedió durante el primer cumpleaños de mi hermano menor. Fue una circunstancia muy difícil para mi padre ya que quedó sólo al cuidado de 2 niños pequeños. Él se mudó con sus padres y se apoyó emocionalmente en ellos por unos cuantos años.

Unos tres años después de la tragedia, mi padre conoció a una extraordinaria mujer por medio de un amigo en común y muy pronto le propuso matrimonio. Ella aceptó, se dirigieron hacia Arizona y se casaron un fin de semana. Cuando regresaron de Arizona, continuamos viviendo con mis abuelos por cerca de dos años hasta que fuimos capaces de construir un hogar propio. Nos volvimos entonces una familia, mi hermano y yo nos sentíamos muy cómodos con nuestra nueva madre, ya que ella era realmente la única madre que podíamos recordar mientras crecíamos. Seguir leyendo El testimonio de Glenn

El testimonio de Matthew

mr.:EL TESTIMONIO DE MATTHEW

Nací y crecí en Portland, Oregon. La ciudad de Portland no es la más religiosa de las ciudades y, de hecho, es en esta área de los Estados Unidos donde he encontrado más ateísmo y apatía hacia Dios que en cualquier otro lugar en el que haya estado en mi vida. Yo debía saberlo, pues una vez fui un ateo confeso, según yo.

Mi familia tampoco era particularmente religiosa, con excepción de mi madre quien fue una cristiana de la iglesia rusa ortodoxa y creyente nacida de nuevo. Ella había sido guiada al Señor desde una edad temprana y, cuando mi hermana y yo éramos pequeños, nos leía la Biblia y oraba con nosotros. Todavía la recuerdo vigilándome con sus ojos cerrados mientras yo oraba. Con frecuencia me pregunto si tan sólo estaba escuchando o si también estaba orando. Seguir leyendo El testimonio de Matthew

El testimonio de Daniel S.

daniels.:EL TESTIMONIO DE DANIEL S.

Soy un varón promedio que nació en la iglesia mormona. Fui bautizado en 1951 a la edad de 8 años por mi vecino de la casa de al lado en California. Él posteriormente se convirtió en mi Presidente de Estaca y el que me envió de misión. Mi padre nunca se hizo miembro, pero le permitía a mi madre, que sí era miembro, llevarnos a mi hermano y a mí a la iglesia mormona. Dado que era un lugar divertido y que tenía amigos allí, fui y adopté totalmente a la iglesia. En lugar de ir en una misión a la edad de 19, tuve que esperar dos años más para convencer a mi padre que me dejara ir. Mi madre era la catalizadora, desafiándolo hasta que él cedió. Seguir leyendo El testimonio de Daniel S.

El testimonio de Chuck

chuck.:TESTIMONIO DE CHUCK El relato de un SUD, digno de ser leído…

Link Los artículos de Chuck

Mi esposa y yo fuimos miembros de toda la vida de la Iglesia mormona.  Ambos nacimos y crecimos con las comodidades y los valores de la filosofía mormona. Yo obtuve el rango de Águila Exploradora en el programa de exploradores de los SUD. Serví como misionero a los navajo-americanos nativos en su reserva ubicada en la parte suroeste de los Estados Unidos. Fue ahí cuando comencé a cuestionar seriamente cuál era mi propósito para la iglesia…perdón, para Dios, aquí entre esta gente.  Mi esposa fue a la universidad con una beca de voleibol, mientras yo estaba ausente sirviendo al Señor. Cuando regresé a mi hogar después de una honorable misión, conocí a mi esposa en un baile para jóvenes patrocinado por la Iglesia.  Pronto nos enamoramos y nos casamos entre 6 y 9 meses después de haber regresado de mi misión. Fuimos sellados como marido y mujer en el Templo de Seattle para siempre y por la eternidad. No transcurrió mucho tiempo cuando comenzamos a formar una familia propia con 5 hijos. Éramos el ejemplo perfecto de la familia perfecta que seguía el curso perfecto hacia la felicidad eterna y las recompensas divinas que nos esperaban. Éramos admirados por los miembros de la jurisdicción e irradiábamos el amor y la dedicación que se esperaba de cada familia mormona en la Iglesia.  Cada uno de nuestros familiares era igualmente respetado y admirado en los círculos de la comunidad de la Iglesia, por su dedicación y diligencia prioritaria en el evangelio. Ambos proveníamos de familias mormonas grandes y encajábamos perfectamente en el perfil mormón. Éramos el ejemplo perfecto de cómo una familia mormona debía parecer, actuar y ser. Esto era lo único que conocíamos, ya que era nuestro modo de vida. Seguir leyendo El testimonio de Chuck

El testimonio de Brenda

brenda.:EL TESTIMONIO DE BRENDA

COMUNIÓN MORMONA

Yo tenía alrededor de los 20 años de edad, me dieron de baja en la Marina con honores, estaba felizmente casada y tuve a mi primera hija. Mi esposo y yo estábamos viviendo lejos de casa y pronto nos comenzamos a llevar bien con una pareja joven que vivía a un lado de nosotros. Supimos que eran mormones. Para aquel entonces, el único conocimiento que tenía de los mormones era el Show de Donnie y Marie Osmond, quienes tenían un programa semanal en la televisión en la década de los 70. Seguir leyendo El testimonio de Brenda