El testimonio de Daniel

daniel

.:EL TESTIMONIO DE DANIEL  V

Crecí en una facción del mormonismo llamada la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días / Comunidad de Cristo o RLDS (por sus siglas en inglés). A los 14 años de edad fui bautizado como entrada a esta iglesia, pero en ese entonces no era salvo, porque el ser bautizado como entrada a una iglesia y ser “nacido de nuevo” no es lo mismo.

El mormonismo reorganizado se separó del mormonismo cuando Brigham Young llevó a los mormones a Utah después de la muerte del fundador del mormonismo, José Smith Jr. Este grupo se negó a seguir a Young y tomó al hijo de José Smith Jr. (José Smith III) para ser su líder. Hasta el año 1996, cuando falleció el último descendiente varón de José Smith Jr., ellos nunca habían dejado de tener a uno de sus descendientes sirviendo como presidente y profeta del grupo.

Aún cuando la religión mormona reorganizada reconoce a José Smith Jr. como su fundador, existen muchas diferencias que la distinguen de la iglesia mormona de Utah. Con respecto a las Escrituras, el mormonismo reorganizado acepta el Libro de Mormón como complemento de la Biblia, pero lo ven como un producto del siglo XIX. Sus Escrituras de Doctrina y convenios también varían de la versión mormona al quitar ciertas revelaciones con respecto al matrimonio eterno y la poligamia, y al incluir otras revelaciones de sus propios profetas. También rechazan la escritura mormona, La perla de gran precio y usan la versión de la Biblia de José Smith en lugar de la Versión King James (versión en inglés equivalente a la Reina Valera en español) que usan los mormones de Utah. A diferencia de la iglesia mormona que adoptó la poligamia en sus primeros años, los líderes del mormonismo reorganizado nunca practicaron la poligamia. Los mormones reorganizados no se casan por el tiempo y la eternidad, ni tampoco creen en el punto de vista mormón de que los hombres pueden convertirse en “dioses.” Y a pesar de que ellos creen en el bautismo para la salvación, no practican el bautismo para los muertos.

La iglesia mormona reorganizada es una iglesia para “sentirse bien” que evita temas como el infierno, la condenación y el pecado, intentando no ofender a la gente. Cuando alguien hace preguntas difíciles, o no tienen respuestas o las respuestas cambian con el viento de la opinión popular. Como yo no obtenía respuestas sólidas a mis preguntas, abandoné la iglesia a los 17 años pensando que la gente religiosa no tenía respuestas.

Vagué en el desierto espiritual por muchos años hasta que me mudé a Wyoming con mi futura esposa. Su padre, Bob, era un hombre de Dios. Al principio, pensé que encontraría lo mismo que ya había encontrado, pero Bob era diferente a cualquier persona que antes conocía. En lugar de permitir que sus puntos de vista espirituales cambiaran según las ideas de la comunidad científica, él se basaba en la Biblia y daba respuestas bíblicas claras a mis preguntas, incluso cuando iban en contra de la opinión popular.

Ahora, eso suena mal al principio, pero el tiempo ha probado que la Biblia es verídica, aún cuando al inicio los cristianos no podían explicar por qué sus enseñanzas no calzan con la opinión de los científicos. Al final los científicos llegan a la conclusión de que la Biblia estaba en lo correcto y ellos estaban equivocados. Dado que Dios escribió la Biblia, tiene sentido que esta siempre estuviera en lo correcto. Así que, cuando Bob y yo nos juntábamos, sus respuestas se sostenían con la Biblia y eso era todo, y las respuestas tenían sentido. Mientras que las respuestas razonables de Bob a mis preguntas hacían posible a la Biblia, no hacía que fuera realmente la Palabra de Dios para mí. Así que, comencé a investigar acerca de la Biblia al leer un libro titulado: No sé mucho acerca de la Biblia (Don’t Know Much About The Bible). Me podía identificar con este título, porque así estaba yo. Aún cuando había pasado mucha de mi juventud en la iglesia, no sabía lo que la Biblia decía.

Al mirar hacia atrás, puedo ver cómo he sido guiado por Dios de maneras sorprendentes.  No puedo recordar con exactitud de qué se trató el sermón aquel día, pero el pastor comenzó a hablar acerca de las sectas y esto activó algo en mí. Aún cuando tenía problemas con la iglesia mormona reorganizada, todavía me sentía muy sensible con respecto a ella y cuando el pastor dijo algo acerca de que los mormones eran una “secta,” estaba muy enojado. Sentí que esa era la cosa más ofensiva que jamás había oído.

Sin embargo, con paciencia, Bob me ayudó a tratar mis problemas con la iglesia. Juntos vimos una serie de videos llamados, “Ilustraciones de la Palabra” (Word Pictures) que demuestran de qué se trata el cristianismo. Una de las primeras cosas que aprendí por medio de Ilustraciones de la Palabra es la diferencia entre la verdad y la opinión que uno tiene acerca de la verdad. Busqué la definición de ambas palabras en el diccionario Webster y encontré que “Opinión” es simplemente, “una creencia no basada en la certeza o el conocimiento,” mientras que “Verdad” se define como “la cualidad o estado de ser verídico…de acuerdo con la realidad o los hechos…un estándar…un hecho establecido o verificado.” Por lo tanto, encontré que la verdad no cambia, sin importar lo que la gente opine de esta.

Conforme crecía, tenía la muy equivocada impresión de que Dios pasaría por alto mi pecado, pero eso simplemente no era cierto. Aprendí que la justicia será completada en su máximo grado porque Dios no puede permitir que el pecado quede sin castigo para siempre. Es por eso que Dios envió a Jesús a morir para pagar el castigo por nuestros pecados. Romanos 3:25-26 declara que, “[Jesús] a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados.” Así que nuevamente vemos que la ley se cumplirá completamente. El pecado debe ser pagado. La única pregunta que permanece es, ¿quién está pagando tu deuda por tu pecado? ¿Tú o Jesús? Si eliges pagar tu deuda, lo harás por toda la eternidad porque eres incapaz de saldar la deuda por completo. De modo que, si tú eliges pagar la deuda por tu pecado, sufrirás tormento para siempre, como lo describe Apocalipsis 14:11, “y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos.”

Mientras veía esta serie de videos, no sabía lo que significaba el término “nacer de nuevo.” No recuerdo jamás haber escuchado eso mientras crecía, pero a través de los videos, tuve la convicción de que no era salvo y que terminaría yendo al infierno por la situación en la que me encontraba. Ahora, esto era algo muy difícil de admitir. Me di cuenta que todas las cosas que yo había estado haciendo para hacerme digno, no servían. Así que le pedí a Jesús que perdonara mis pecados y que viniera a mi vida para que la cambiara desde adentro hacia afuera. En ese momento, “nací de nuevo” y comencé una vida nueva según 2 Corintios 5:17-18.

En Juan 3:3, Jesús dice “que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.” Entonces, ¿qué significa “nacer” dos veces? Jesús contesta esta pregunta diciendo que uno debe nacer de agua y del Espíritu (ver Juan 3:5-6). Todos sabemos lo que es el nacimiento “en agua” (físico, carnal) pero ¿cuál es el nacimiento espiritual? Para ser nacido del Espíritu, uno debe tener al Espíritu de Dios morando en él, ¿cierto? Entonces, ¿cómo obtenemos el Espíritu de Dios? Lucas 11:13 dice que “…vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan.” Así que, el primer paso es pedirle al Padre su Espíritu. Después, leemos en Juan 6:29 que la “obra” de Dios es “creer” en aquel que el Padre ha enviado, ¡ese es Jesús! Debemos “creer” que Dios envió a su Hijo Jesús para pagar el precio por nuestros pecados para que podamos ser perdonados. Los siguientes versículos enfatizan cómo no podemos ser salvos sin “fe” (creer o confiar) en lo que Jesús ha hecho por nosotros:

  • Romanos 3:22 – Por medio de la “fe” recibimos la justicia de Dios.
  • Lucas 7:50 – Una mujer fue salva por medio de su “fe” sencilla.
  • Lucas 5:20 – Los pecados fueron perdonados a través de la “fe.”
  • Juan 11:26 – La “fe” en Cristo desafía a la muerte espiritual y otorga la vida eterna.

Para resumir todo, hemos aprendido que necesitamos creer para recibir justicia. La fe en Cristo es lo único que nos salvará y nos dará el perdón, junto con el arrepentimiento, que simplemente significa apartarse del pecado. Finalmente, leemos la afirmación de Cristo en Juan 14:6: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Así que, apartados de Jesús, no podemos llegar al Padre para tener vida eterna.

Now, for those of us who are born again, we read this promise at John 14:17, “But you know him, for he lives with you, and will be in you.” So, if you are born again, you have the Holy Spirit in you and you should be able to know that you are saved and will see the Kingdom of God.  But if you are unsure of this, then follow the admonition at 2 Corinthians 13:5, “Examine yourselves to see whether you are in the faith; test yourselves. Do you not realize that Christ is in you unless, of course, you fail the test?”

So let me ask, Have you been Born Again? Do you remember a time in your life when you asked Christ to take away all of your sins? Have you invited the Holy Spirit to live inside of you to lead and to guide you in all that you do?  Is there a distinct time when you became a new creation in Christ and saw the old life pass away?

“Therefore, if any one is in Christ, he is a new creation; the old has gone, the new has come! All this is from God who reconciled us to himself through Christ and gave us the ministry of reconciliation.” —2 Corinthians 5:17-18

When I gave my life to Christ, I began reading the Bible instead of watching TV and my wife began to ask questions to get her own relationship with the Lord back on tract. Together we are learning how to live with Jesus in the center of our lives. The preacher that I had mentioned before, the one who had offended me so badly, has become a real tool in this process. We have grown to really enjoy his teaching. He is honest, even when it hurts (and with him it does a lot). He tells you the truth for your own good. This is what I needed to get over what I had grown up with. The RLDS theory was to not hurt anyone’s feelings. Even if it needed to be done, they just wouldn’t say anything to correct anyone, and that is not right.  I learned with Bob and others how to do bible study to find the answers to questions I have. Through the Grace of our Lord, my wife and I have made this an integral part of our daily lives.

Now that I have a firm foundation for my faith, I desire to reach others that are in Mormonism or the RLDS faith.  I have also made it my mission to help people looking for answers (as I had been). I desire not only to answers questions that people have, but to also help them learn how to find answers for themselves.

I have seen that the foundation of Mormonism is quite shaky.  It is built on the stories of Joseph Smith, many of which are unverified or can be proven fraudulent.  For example, the Book of Mormon, which Joseph Smith claimed is the keystone of the LDS faith, declares to be the record of the ancient inhabitants of America, yet nothing in archeology, geography or DNA sampling has been found to solidify any of its statements concerning the origin of the Native Americans and where they settled.  The Book of Abraham and the Kinderhook plates Joseph translated have been proven false, and many of the tenants of Mormon doctrine are in stark contrast to the teachings of the Bible and must be looked at very carefully.

Knowing what I know now, I have to wonder, did Joseph Smith make the whole thing up? Or did he actually see what he said he did?  If that is so, from where did he get the visions? Was it from “another spirit” spoken of in 2 Corinthians 11:4?  Since the Bible warns against false “spirits” (2 Cor. 11:4 and 1 Tim. 4:1), false “apostles” (2 Cor. 11:13) and “angels” that manifest with a different “gospel” (Gal. 1:8), was this the source of Joseph Smith’s visions?  Did he in fact accept another spirit?

Galatians 1:8 states, “But even if we or an angel from heaven should preach a gospel other than the one we have preached to you let him be eternally condemned!” This is a strong statement and whenever I have asked this question of Mormons, the answer has always been that this verse would condemn Mormonism if indeed Joseph Smith taught a “different gospel.”  Given the fact that various LDS leaders (like President Gordon B Hinkley) admit that the Jesus of Mormonism is a different Jesus from the one traditionally worshipped in Christianity (see LDS Church News, June 20, 1998, p. 7), we must admit that if indeed the Mormon Jesus is a different Jesus, than surely there is a problem. It can’t be the same gospel if it has a different Jesus.

Despite what the RLDS and LDS religions are telling you, there is a very real hell to which your soul hangs in the balance.  Hell is not just a period of time, but is forever! So, please be very sure that you have embraced the truth and have in fact accepted the REAL Jesus –the Way the Truth and the Life.

Brothers and sisters, know that it is not an easy path. Yes, it does hurt to know that you have been lied to all this time, but know this: The hurt will pass with time. It is better to fix your beliefs now before it is too late. May God richly bless you for your time reading my story and may you find the Joy that comes with the salvation that God has planned for you.

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Inglés