El testimonio de Rob

rob.:EL TESTIMONIO de ROB

Link Los artículos de Rob

Nací en Salt Lake City, Utah y crecí en la fe mormona. Fui ordenado en el sacerdocio Aarónico de la iglesia mormona, pero a finales de mi adolescencia dejé de asistir a la iglesia. Dejé de ir por causa de ciertas falacias en sus enseñanzas acerca del poder de los sacerdocios que ellos afirmaban poseer, y también por la mala manera en la que trataban a los mormones que no vivían de acuerdo a sus estándares.

Por muchos años creí que no necesitaba a Dios en mi vida, pero aún me consideraba un mormón. En 1997 decidí reconsiderar el tener a Dios en mi vida, pero debido a mis recuerdos de la iglesia mormona, decidí comenzar mi búsqueda de la verdad acerca de Dios y lo que Él tenía para ofrecer, fuera de la religión mormona. Durante los dos años siguientes, mi búsqueda me llevó por muchos caminos (incluyendo libros de autoayuda).  Aún así, no fui capaz de llenar el vacío que había en mi interior.

En el otoño de 1999, mi búsqueda me llevó a una iglesia cristiana cerca de mi hogar.  El asistir a esta iglesia me ayudó a darme cuenta de que aún cuando se me había enseñado desde temprana edad a creer en Jesús, nunca me habían enseñado a tener una relación personal con Él para tener vida eterna. Sólo se me había enseñado que yo tenía que trabajar para lograr llegar al cielo. El 22 de diciembre de ese año le pedí a Jesús que entrara en mi corazón para ser mi Señor y mi Salvador personal.

Desde ese momento, Dios me ha estado guiando a usar mis antecedentes en el mormonismo para guiar a otros mormones hacia el VERDADERO Jesús. Ministré a Laura, quien es ahora mi esposa desde hace dos años. Para el tiempo en que nos conocimos, ella estaba trabajando en sus comisiones para entrar al templo mormón. Dios es tan bueno, ¡¡¡¿no es así?!!! También guié al Señor a una antigua amiga que era mormona. Ella vive ahora en algún lugar en Alaska.

Comienzo el día con lectura Bíblica y oración. He encontrado que esto me ayuda a caminar más como Cristo durante el día. Debido a los cambios que Jesús ha hecho en mi estilo de vida, he tenido muchas luchas en el trabajo y con mi familia (quienes todavía siguen en la fe mormona). Pero en el año pasado, he visto un cambio de mejoría en mi trabajo y también con mi familia, cuando los visito en Salt Lake City, UT. Así mismo, veo puertas que empiezan a abrirse para que pueda compartir con otros de mi relación personal con Jesús. Jesús dijo en Mateo 7:21:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”

En este pasaje, Jesús está diciendo que entrar en el cielo demanda algo más que tan sólo llamarle “Señor.” Te preguntarás: ¿cuál es la voluntad del Padre? En Juan 6:40 Jesús nos dice cuál es la voluntad del Padre:

“Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.”

En la actualidad no podemos ver físicamente a Jesús, pero si sometes tu vida con humildad a Jesús y le pides que entre en tu corazón, Él se te revelará de una manera real y personal. ¡Esto es lo que Jesús quiso decir cuando nos mandó a hacer la “voluntad” del Padre! En Juan 6:44, Jesús continúa diciendo:

“Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.”

La evidencia en tu vida el día de hoy de que el Padre te está atrayendo a Jesús, es que estás buscando respuestas a preguntas no contestadas al visitar lugares como este en la Web. Oro para que tu búsqueda sea satisfecha.

http://www.4mormones.org/exsud-rob.php
Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Inglés