Hechos que la Iglesia mormona no que usted sepa

pl_ecmd

Salt Lake Temple.:EXAMINANDO LAS AFIRMACIONES DEL MORMONISMO–¿Es LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS LA VERDADERA IGLESIA?

bullets El desafío del Libro de mormón
bullets EXAMINANDO DOCTRINA Y CONVENIOS
bullets EXAMINANDO LA DOCTRINA MORMONA ACERCA DEL HOMBRE
bullets EXAMINANDO LA DOCTRINA MORMONA ACERCA DE DIOS
bullets EXAMINANDO LA DOCTRINA MORMONA ACERCA DE JESUCRISTO
bullets La doctrina de la expiación de sangre – Limitando la Expiación
bullets EXAMINANDO LA “AUTORIDAD SACERDOTAL” DE LOS MORMONES
bullets La Revelación Negra de 1978
bullets EXAMINANDO A LOS PROFETAS MORMONESldsgirlpray

El desafío del Libro de mormón

AL encontrarse uno mismo desafiado a aceptar las afirmaciones del Mormonismo, Los Santos de los Últimos Días (SUD, por sus siglas en Inglés) frecuentemente presionan a los investigadores del tema a tomar en cuenta la siguiente advertencia del Libro de Mormón: “..que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero…él os manifestará la verdad de ellas….” —Moroni 10:4 Pero, ¿son los sentimientos una manera confiable de determinar la verdad? La Biblia nos exhorta a “probar” los espíritus—no a “sentir” los espíritus—para ver si son de Dios.

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.” —1 Juan 4:11

Así como muchos “falsos profetas” han salido por el mundo, de igual modo muchos falsos espíritus (demonios) han salido por el mundo, y es un hecho conocido que Satanás y sus demonios ejercen influencia a través de los sentimientos.

“…en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;” —1 Timoteo 4:1

Consecuentemente, la única prueba confiable que se puede ejercer sobre una religión es examinar su historia y doctrina a la luz de la norma objetiva de la Biblia. Incluso el apóstol Pablo mandó a los de Berea a que no acepten ciegamente su enseñanza de la verdad sin confrontarla con las Escrituras.

“Y estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.” —Hechos 17:11

Además, varias “Autoridades Generales” (líderes de renombre) de la Iglesia Mormona han reconocido este hecho. Tomen nota de las siguientes declaraciones hechas por Brigham Young, quien fue el segundo profeta de la Iglesia Mormona, también por el Apóstol LDS Orson Pratt, y otra escritura Mormona en circulación.

“Tomen la Biblia, comparen la religión de los Santos de los Últimos Días con ella, y vean si esta puede pasar el examen.”—Diario de Discursos, vol. 16, p. 46, Brigham Young, 1873 (Traducido del Inglés)

“El Libro de Mormón afirma ser un registro inspirado divinamente….Este libro debe ser falso o verdadero….Si después de una rígida inspección, se encontrara una falsedad, esta debería ser hecha pública de manera extensa como tal ante el mundo; las evidencias y argumentos sobre los cuales fuera detectada la falsedad, deberían ser clara y lógicamente fundamentados…para que aquellos que continúen publicando el engaño sean puestos al descubierto y silenciados…por argumentos sólidos y fuertes—por evidencias aducidas de las escrituras y de la razón”—La Autenticidad Divina del Libro de Mormón, pp. 68-69, por Orson Pratt (Traducido del Inglés)

“Pero he aquí, te digo que debes estudiarlo en tu mente; entonces has de preguntarme si está bien….” —Doctrina y Convenios, Sección 9:8

Así como la escritura de los LDS, Doctrina y Convenios recomienda que uno “estudie” el Libro de Mormón en la mente, antes de preguntarle a Dios si es correcto, nosotros volcaremos ahora nuestra atención en hacer un examen crítico acerca del origen y las doctrinas del libro.

EXAMINANDO EL LIBRO DE MORMÓNmoroniplates

Falta de Evidencia Arqueológica

Habiendo declarado que él hizo la traducción del Libro de Mormón a partir de unas planchas de oro que encontró en el Monte Cumorah en el estado de Nueva York, José Smith afirmó que estas planchas contenían registros de antiguos habitantes de América, quienes migraron a este lugar desde Jerusalén.

La primera migración guiada, según alegan, por Jared y su familia, ocurrió por el 2250 a.C. Avanzando la historia, este grupo de gente se multiplicó tanto que se dividió en dos naciones, y peleó la una con la otra hasta que todos murieron. La segunda migración compuesta por Lehi, su familia y amigos, según alegan, ocurrió alrededor del 600 a.C. Este grupo también creció hasta convertirse en dos enormes naciones¾Los Nefitas y los Lamanitas. Estallaron las guerras y, eventualmente, los Lamanitas mataron a todos los Nefitas en el año 385 d.C. Por lo tanto, de acuerdo con la historia Mormona, los Lamanitas son los antepasados los Indios Americanos y únicos sobrevivientes de esta antigua migración.

Si el Libro de Mormón contiene el registro de los antiguos habitantes de América, es lógico que la arqueología pudiera sustentar estas afirmaciones encontrando ruinas de grandes grupos humanos que construyeron ciudades enormes y fortificadas, y cuyas guerras a gran escala culminaron en la destrucción de miles de Nefitas cerca del Monte Cumorah en el actual estado de Nueva York. Incluso, es notable la carencia de toda evidencia arqueológica para sostener dichas afirmaciones. Instituciones arqueológicas de prestigio, como la National Geographic Society y el Instituto Smithsoniano atestiguan este hecho.

“Con frecuencia han aparecido reportes en diarios, revistas y libros sensacionalistas, acerca de hallazgos en el Nuevo Mundo – en un contexto precolombino – de antiguos escritos Egipcios, Hebreos y otros del Viejo Mundo. Ninguna de estas demandas ha confrontado la verificación de algún erudito reconocido.” —Smithsonian Institution Form Letter, 1988 (Traducido del Inglés)

Además, los estudiosos mormones han realizado repetidos esfuerzos para encontrar las tierras del Libro de Mormón en algún lugar de América Central. Sin embargo, estos estudiosos están en desacuerdo entre ellos mismos con respecto a la localización de estas tierras. Algunos señalan la zona de Costa Rica, mientras otros dicen que se encuentran en la Península de Yucatán; otros señalan la zona de Tehuantepec. Incluso el Dr. Ray Matheny de la Universidad Brigham Young admite la falta de una evidencia arqueológica para los registros históricos del Libro de Mormón.

“Yo no me atrevería a hacer ninguna afirmación con respecto a ninguna cultura antigua a menos que existiera una amplia evidencia para respaldarla. Proceder de otro modo sería un engaño e intelectualmente deshonesto, empleando mal mi posición de científico investigador. Mientras algunas personas han elegido reivindicar el Libro de Mormón a través de evidencias arqueológicas, para mi, han procedido prematuramente y sin el conocimiento suficiente.”—Dr. Ray Matheny, Carta fechada en Diciembre 17, 1987 (Traducido del Inglés)jstranslate

¿Una “Correcta” Traducción?

En 1841, José Smith aseveró que el Libro de Mormón “era el más correcto de todos los libros de la tierra,”2. y la Historia de la iglesia de los LDS describe un evento que supuestamente ocurrió un poco antes de la traducción del Libro de Mormón de las planchas de oro.

“Escuchamos una voz proveniente de la luz brillante que estaba sobre nosotros, diciendo, ‘estas placas han sido reveladas por el poder de Dios, y han sido traducidas por el poder de Dios. La traducción de ellas que ustedes han visto es correcta, y yo les mando que lleven el registro de lo que ahora ven y oyen.’ ” —Historia de la Iglesia, vol. 1, pp. 54-55 (Traducido de la versión en Inglés.)

Con un testimonio como este por parte de seres angelicales que afirman la exactitud del Libro de Mormón—una traducción que es vista como “el más correcto de todos los libros de la tierra,” uno se pregunta cómo algún error se pudo haber introducido en la edición original de 1830. La “Breve Explicación” que se encuentra como introducción a las ediciones vigentes, dice:

Con respecto a esta edición: En las ediciones anteriores del Libro de Mormón publicadas en inglés, se han perpetuado algunos pequeños errores que se han reflejado en las traducciones al español. Esta edición contiene las correcciones que se ha estimado conveniente hacer a fin de que la obra esté de conformidad con los manuscritos originales, así como con las primeras ediciones revisadas por el profeta José Smith.”—1993 ed.

Aún cuando la iglesia de los LDS hace notar que los “errores en el texto han sido perpetuados en ediciones anteriores,” ellos rápidamente aseveran que las correcciones actuales están siendo hechas de algún modo en “conformidad” con las “primeras ediciones” revisadas por José Smith. Pero, como veremos en los ejemplos que siguen, la mayoría de los cambios realizados en las ediciones recientes, ¡fueron hechos para corregir los errores encontrados en la edición original de 1830!

En su libro Discurso a Todos los Creyentes en Cristo, David Whitmer (quien fue uno de los “Tres Testigos” en el Libro de Mormón) describió el proceso que José Smith empleó al traducir el Libro de Mormóna partir de las planchas de oro.3. De acuerdo con Whitmer, José Smith fue capaz de obtener una traducción exacta del idioma “Egipcio reformado” mediante el uso de una “piedra del vidente” por medio de la cual los caracteres o letras individuales y las palabras específicas aparecían delante de sus ojos. ¡Una traducción tan exacta no puede dar cabida a ninguna corrección, ni siquiera para algún error ortográfico! Aún así, desde la versión original de 1830, hasta las ediciones actuales, se han contabilizado más de 4,000 cambios y, al contrario de lo que afirman los LDS, no todos han sido cambios “menores.”

Cambios doctrinales como el de 1 Nefi 13:40 que dice: “el Cordero de Dios es el Eterno Padre” y que ha sido cambiado para que diga: “el Cordero de Dios es el Hijo del Eterno Padre.”4. Hacen que uno dude de la validez de las afirmaciones de los LDS con respecto a su exactitud.

Otros cambios mayores incluyen Mosíah 21:28 donde la frase “rey Benjamín” ha sido cambiada para que se lea “rey Mosíah.”5. De la cronología encontrada en el Libro de Mormón, se puede ver que ese rey Benjamín debió haber estado muerto para este tiempo.6. Un libro como este, con tal origen divino, y siendo “el más correcto de todos los libros de la tierra”, ¿cómo puede tener estas confusiones con sus personajes?

En las ediciones actuales, el texto de Alma 32:30 contiene una frase de 34 palabras que fue dejada fuera en la edición impresa de 18307. y no se volvió a incluir sino hasta 1981(Ambas ediciones en Inglés). Nuevamente, una persona debe preguntarse cómo un libro al que se le atribuye haber sido “traducido por el don y el poder de Dios, y no por el poder del hombre” contiene tantos errores.ldsrestorationlg

Plagios en el Libro

Aún cuando se sostiene que el Libro de Mormón fue traducido de unas placas de oro escritas entre los años 600 a.C. y 421 d.C., este contiene vastos segmentos de versículos, e incluso capítulos enteros de la Versión en Inglés “King James” (KJV) de la Biblia. En 3 Nefi 13 de la edición de 1830 del Libro de Mormón,8. el texto de Mateo 6:1-23 fue casi copiado versículo por versículo. Como sea, en ediciones posteriores, han cambiado el uso que hace la KJV de “cual” a “quien.” 3 Nefi 21:22-22:5 de la edición de 1830, 9.ha plagiado directamente el texto de Isaías 54:1-4. En ediciones posteriores han añadido la frase: “y no te acordarás del reproche de tu juventud” al versículo cuatro del texto de Isaías.10.

Si fuera cierto que el Libro de Mormón fue escrito alrededor del siglo quinto, ¿Cómo pudo contener citas tan extensas tomadas de la Versión en Inglés de la Biblia King James del año 1611 d.C.?

Aún cuando los Mormones con frecuencia responden a estos alegatos de plagio aseverando que Dios, siendo el autor tanto de la Biblia como del Libro de Mormón, pudo haber inspirado las mismas declaraciones en ambos. Este argumento pasa por alto el hecho que incluso fueron citadas las palabras con letras en cursiva de la Versión King James. Esto es significativo, porque las palabras en cursiva encontradas en el texto de la Versión King James no están en el lenguaje original, sino que fueron añadidas por los traductores del Rey Jacobo (King James) para darle una mayor claridad a ciertos pasajes. Por lo tanto, uno debe preguntarse, ¿Cómo pudo el Libro de Mormón que fue escrito, según alegan, mucho tiempo antes que la Versión King James de la Biblia, haber incluido palabras insertadas por los traductores de la Versión King James para clarificar ciertas ideas—a menos que, por supuesto, haya sido un plagio?

DOCTRINA DEL LIBRO DE MORMÓN:

DOCTRINA BIBLICA:

MODALIDAD: Un punto de vista según el cual el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son simplemente tres modalidades de manifestación: “He aquí soy Jesucristo. Soy el padre y el Hijo.” —Éter 3:14 (ver también Mosíah 15:1-5) TRINIDAD: Un Dios (Isaías 46:9) quien es revelado en tres personas separadas y distintas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Mateo 3:16-17; 28:19).
FE + OBRAS = SALVACIÓN: “…pues sabemos que es por la gracia por la que nos salvamos, después de hacer cuanto podamos.” —2 Nefi 25:23 FE + SALVACIÓN = OBRAS: Una fe verdadera y viva en Cristo y una confianza salvadora en el hecho de que Él ha comprado completamente nuestra salvación, da como resultado una vida llena de buenas obras que son producto de gratitud por el regalo gratuito de la salvación: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” —Ef 2:8-9 “Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia.…” —Romanos 11:6
REGENERACIÓN BAUTISMAL: La idea de que el bautismo es absolutamente necesario para la salvación: “Y el manda a todos los hombres que se arrepientan y se bauticen en su nombre…o no pueden ser salvos en el reino de Dios.” —2 Nefi 9:23 UNA SEÑAL—NO UN SELLO DE FE: El bautismo no es una parte del proceso de salvación (el evangelio), sino simplemente una respuesta a la salvación. “Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio.;” —1 Corintios 1:17
HISTORIA: Hubo un grupo de personas (Jared y sus hermanos) cuyas lenguas no fueron confundidas en la torre de Babel (Éter 1:35-37). HISTORIA: “Por esto fue llamado el nombre de ella babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra.…” —Génesis 11:9

Doctrina Incompatible

Como se puede notar en la cartilla de arriba, la doctrina en el Libro de Mormón no está de acuerdo con la doctrina Bíblica. ¿Cómo puede ser Dios el autor de un libro que se encuentra en desacuerdo con la revelación que Él ya ha dado en la Biblia?

“¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”—Isaías 8:20

EXAMINANDO DOCTRINA Y CONVENIOS

También se han visto realizados muchos cambios en una de las “escrituras” de los LDS, Doctrina y Convenios. Uno de los cambios más significativos es la eliminación de una sección de 68 páginas de extensión, con más de 20,000 palabras. Esta sección que se encontraba en la edición original de 1835 no fue removida sino hasta 1921.11. Explicativa Dentro de esta larga sección se encuentra una porción titulada: “Conferencias sobre la Fe”, consistente en siete conferencias. Esta serie de conferencias fue considerada tan importante por José Smith y los antiguos líderes de la iglesia Mormona, que incluso hacían referencia a ellas en su prefacio a la edición de 1835, declarando que abrazaban: “la importante doctrina de salvación.” La razón por la exclusión de esta sección se debe, probablemente, al hecho de que en estas conferencias José Smith enseñó una doctrina que en la actualidad la iglesia Mormona llama herejía¾el concepto de que Dios el Padre es “un personaje de espíritu” y que sólo hay “dos personajes” comprendidos en la “deidad”.

Otra de las secciones de Doctrina y Convenios que ha sido sometida a mayores revisiones es Doctrina y Convenios Sección 5. Cuando fue publicada originalmente en el Libro de Mandamientos en 1833, declaraba que Dios le había dicho a José Smith que únicamente tendría un “don” para traducir un libro¾siendo este el Libro de Mormón:

“Y ahora bien, he aquí, esto le dirás: —Yo, el Señor, soy Dios, y le he dado estas cosas a mi siervo José…y él tiene un don para traducir el libro; y le he mandado que no pretenda poseer otro don, porque no le concederé otro don. Y en verdad te digo, que sobrevendrán angustias a los habitantes de la tierra.…” —Libro de Mandamientos, Capítulo 4:2-3 (Traducido del Inglés)

Cuando José Smith supuestamente tradujo el “Libro de Abraham” en la escritura mormona llamada La Perla de Gran Precio a partir de unos papiros egipcios, Smith se vio obligado a cambiar las palabras de esta revelación para acomodar su nuevo don para traducir papiros Egipcios. La revelación ahora dice:

“y ahora bien, he aquí, esto le dirás: Aquel que te habló, te dijo: Yo, el Señor, soy Dios, y te he entregado estas cosas a ti, mi siervo José Smith, hijo.…Y tienes un don para traducir las planchas; y este es el primer don que te conferí; y te he mandado no profesar tener ningún otro don sino hasta que mi propósito se cumpla en esto; porque no te concederé ningún otro don hasta que se realice. En verdad, te digo que sobrevendrán angustias a los habitantes de la tierra.…” —Doctrina y Convenios, Sección 5:2,4-512.

Unos cambios tan drásticos a una “escritura”, ciertamente no pueden ser de Dios. Como el Apóstol mormón José Fielding Smith anotó en su Doctrinas de Salvación, “si las demandas y declaraciones de José Smith hubieran sido construidas en base al fraude y al engaño, aparecerían muchos errores y contradicciones que serían fáciles de detectar. Las doctrinas de los falsos maestros, no pasarán la prueba a la hora de ser examinadas según las normas aceptadas, que son las Escrituras.”—Doctrinas de Salvación, vol. 1, p. 188 (Traducido del Inglés)fall

EXAMINANDO LA DOCTRINA MORMONA ACERCA DEL HOMBRE

El Mormonismo enseña que Dios es, de una manera realmente literal, el Padre de todo ser humano que haya vivido sobre el planeta tierra. Declaran que cada persona fue “engendrada” primeramente como un espíritu por el Padre Celestial y una Madre Celestial en un mundo espiritual llamado Kolob. Ellos aseveran que todo espíritu que se haya mostrado digno en este mundo espiritual es recompensado por su fidelidad, naciendo eventualmente como un ser humano dentro de una familia aquí en la tierra.

“Dios no es sólo quien nos gobierna y nuestro creador, sino también nuestro Padre Celestial. ‘Todo hombre y mujer es…literalmente hijo o hija de Dios…el hombre, como espíritu, fue engendrado por padres celestiales, nació de ellos y se crió hasta la madurez en las mansiones eternas del Padre antes de venir a la tierra en un cuerpo temporal (físico)’ ”—Principios del Evangelio, 1978, 1994, 2000 ed., p. 11

“Por definición, la exaltación incluye la habilidad de procrear una unidad familiar a través de la eternidad. Nuestro Padre Celestial tiene el poder para hacer esto. Su pareja matrimonial es nuestra madre en el cielo. Nosotros somos sus hijos espirituales, nacidos de ellos en los términos de un matrimonio celestial….Pues como tenemos un Padre en el cielo, así también tenemos una Madre allí, una Madre glorificada, exaltada y ennoblecida.” —Logrando un Matrimonio Celestial, Manual del Estudiante, p. 129 (Traducido del Inglés)

“Nosotros fuimos hechos primeramente espirituales [es decir, en el cielo] y luego temporales [es decir, en la tierra]” —Doctrinas de Salvación, vol. 1, p. 97 (Traducido del Inglés)

La Biblia claramente relaciona el hecho de que Dios sea llamado “Padre” con un sentido limitado de ser el supremo Creador de todas las cosas; pero llamar Padre a Dios, en el sentido de ser el Creador, es muy diferente del sentido espiritual por cual uno puede verdaderamente llamar a Dios su Padre personal. La Biblia es absolutamente explícita en establecer que sólo aquellos individuos que hayan sido “adoptados” espiritualmente dentro de la familia de Dios a través de una aceptación personal de Cristo, tienen el privilegio (la potestad) de llamar a Dios su Padre personal.”

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;”—Juan 1:12

“Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo… para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.”—Gálatas 4:4-5

Si ya todos pertenecen a la familia de Dios como “hijos de Dios”, ¿Por qué la Biblia establecería entonces que cada individuo necesita ser adoptado personalmente dentro de la familia de Dios a través de la sangre de Jesús? Cristo declaró plenamente ser el único en tener una preexistencia antes de venir a la tierra y, como resultado, el único que verdaderamente puede decir que “Viene de arriba”—es decir, ¡del Cielo!

“Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo… Vosotros sois de vuestro padre el diablo …”—Juan 8:23, 44

Si la doctrina mormona acerca de la preexistencia del hombre fuera cierta y todos los seres humanos fueran hijos de Dios en un sentido literal y físico, ¿por qué Jesús les dijo a los judíos que ellos eran de su “padre el diablo”? ¿Satanás tiene hijos “literales”?

Como se puede ver claramente, los términos “padre” e “hijo” en estos contextos son utilizados en una manera estrictamente figurativa y espiritual para hacer ver la relación entre Dios y el hombre—no para denotar algún tipo de “preexistencia.” De hecho, la Biblia declara que Dios “forma el espíritu del hombre dentro de él,” (Zacarías 12:1), por lo tanto, el hombre no fue engendrado primeramente en algún “mundo espiritual.”

“Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.” —1 Corintios 15:46ldsimage

EXAMINANDO LA DOCTRINA MORMONA ACERCA DE DIOS

La Iglesia Mormona proclama que Dios el Padre es “un Hombre exaltado” que no siempre fue Dios, sino alguien que moró “en una tierra como lo hizo Jesús” para poder ganar el derecho de tener Su reino.

“Dios mismo fue una vez tal como nosotros somos ahora, y es un Hombre exaltado.…Hemos imaginado y supuesto que Dios fue Dios por toda la eternidad, yo refuto esa idea…él fue una vez un hombre como nosotros; si, el mismo Dios Padre de todos nosotros, moró en una tierra del mismo modo que Jesús lo hizo.”—José Smith, 1844, Diario de Discursos, vol. 6, p. 3 (Traducido del Inglés)

Los mormones que sean dignos anhelan lograr, eventualmente, el nivel de exaltación del Padre Celestial y ser Dioses como Él, por medio de seguir fielmente las “ordenanzas” del evangelio de los Santos de los Últimos Días. El “evangelio” Mormón está resumido básicamente en la siguiente declaración de José Smith:

“Aquí está entonces la vida eternal—en conocer al único sabio y verdadero Dios; y ustedes tienen que aprender a ser Dioses por ustedes mismos….Mi Padre construyó su reino con temor y temblor, y yo debo hacer lo mismo.”— Diario de Discursos, vol. 6, p. 4 (Traducido del Inglés)

¿Cómo pues se puede comparar el dios Mormón con el Dios de la Biblia?

“No ejecutaré el ardor de mi ira, ni volveré para destruir a Efraín; porque Dios soy, y no hombre, el Santo en medio de ti; y no entraré en la ciudad.” – Oseas 11:9

Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” – Números 23:19

“Profesando ser sabios se hicieron necios, y cambiaron la Gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible…” – Romanos 1:22-23

“¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.”—Isaías 14:12-14

“Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.” —Génesis 3:4-5

Los mormones responden con frecuencia a estos pasajes bíblicos aduciendo que ellos no creen que vayan a tomar el lugar del Padre Celestial, sino que simplemente quieren “ser un dios como Él.” Pero noten cómo Lucifer tampoco dijo que quisiera tomar el lugar del Padre Celestial; él simplemente quería ser “como” Dios. No sólo es esta la misma doctrina que propició que Dios expulsara a Lucifer del cielo, sino que también es la misma mentira que causó que Adán y Eva fueran arrojados fuera del Jardín del Edén. Ciertamente, “nada verdadero” mora en Satanás, “porque él es mentiroso, y padre de mentira.”

“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.”—Juan 8:44

El Mormonismo proclama que Dios, nuestro “Padre en el Cielo”, fue engendrado en un mundo celestial anterior por Su Padre; y del mismo modo, este fue engendrado a su vez por un Padre aún más antiguo y así, de generación en generación, un mundo celestial procedente de otro aún más antiguo….”13. ¿Cómo puede ser el dios del Mormonismo el mismo Dios de la Biblia, cuando la Biblia enseña que ni Dios el padre, ni Jesucristo tienen “…principio de días, ni fin de vida,”—Hebreos 7:3?14.

“Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mi no fue formado dios, ni lo será después de mi….Así dice Jehová rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mi no hay Dios….Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno….Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mi,”-Isaías 43:10; 44:6, 8; 46:9ldsjesus

EXAMINANDO LA DOCTRINA MORMONA ACERCA DE JESUCRISTO

“Pero temo que, como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado,…”—2 Corintios 11:3-4

En este pasaje de la Biblia podemos ver la seriedad de caer en el engaño de Satanás, cuando se pone la fe en un Jesús falsificado. Al ser Jesús la única fuente de salvación (Juan 14:6), el hecho de que alguien afirme simplemente que “cree en Cristo”, mientras se aferra al mismo tiempo a una visión distorsionada de Su identidad, puede llevarlo a la destrucción espiritual, pues un Jesús falsificado no puede salvar a nadie.

En el mismo modo en que el Mormonismo distorsiona la naturaleza de Dios el Padre, el Mormonismo distorsiona la identidad de Jesucristo y por eso cae en la condenación de proclamar a “otro Jesús” que el que se “predica” en la Biblia.

Distorsionando la Encarnación

Como el Mormonismo enseña que Dios fue el padre de Jesucristo de una manera completamente literal¾no sólo en el reino espiritual, sino también en el reino físico, este proclama que Jesús no fue engendrado en la carne por el Espíritu Santo, sino por aquel Padre Celestial que fue anteriormente un hombre exaltado.

“Cuando la Virgen María concibió al niño Jesús, el Padre lo engendró a su semejanza. Él no fue engendrado por el Espíritu Santo.”—Brigham Young, 1852, Diario de Discursos, vol. 1, p. 50 (Traducido del Inglés)

Cristo No fue Engendrado del Espíritu Santo.…él no nació sin la ayuda del Hombre, ¡y ese Hombre fue Dios!”—Joseph Fielding Smith, Doctrinas de Salvación, vol. 1, p. 18 (Traducido del Inglés)

Por eso, de acuerdo al Mormonismo, la “Virgen María” no fue realmente una virgen en una pureza tal como nosotros la conocemos, sino la “esposa legal de Dios el Padre”

“El cuerpo carnal de Jesús requería de una Madre tanto como de un Padre. Por eso, el Padre y la Madre de Jesús, de acuerdo a la carne, tienen que haberse unido con las facultades de Marido y Mujer; de allí que la Virgen María debió haber sido, de momento, la esposa legal de Dios el Padre…”—Orson Pratt, El Vidente, p. 158 (Traducido del Inglés).

“José, el marido de María, no tuvo, hasta donde sabemos, más de una mujer, pero María, la esposa de José, tuvo otro esposo.”—Brigham Young, Diario de Discursos, 1866, vol. 11, p. 268 (Traducido del Inglés).

¿Cómo puede ser el Jesús del Mormonismo el mismo Jesús de la Biblia, cuando la Biblia nos habla claramente acerca de cómo la “virgen” María “se halló embarazada del Espíritu Santo” y no de un, así llamado, “hombre exaltado”?

“El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo….He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo….” –Mateo 1:18, 23

Distorsionando la Naturaleza Eterna de Cristo

Del mismo modo en que el Mormonismo pervierte el concepto bíblico de la encarnación de Cristo, también distorsiona la naturaleza eterna de Cristo. Lejos del Jesús bíblico quien en su propia naturaleza es el “Padre”/Poseedor de la eternidad (Isaías 9.6) y quien creó “todas” las cosas, incluidos los principados, con Lucifer y sus ángeles, la doctrina mormona relega a Cristo a la posición de un simple ser creado, “espíritu hermano de Lucifer.” Por eso, en la doctrina Mormona, la designación de Jesús para ser el “Salvador del mundo” fue “disputada” por su rival, su hermano Lucifer, quien también quería ser escogido como “el Salvador de la Humanidad.”

“La designación de Jesús para ser el Salvador del mundo fue disputada por uno de los otros hijos de Dios. Él se llamaba Lucifer, hijo de la mañana.…este espíritu hermano de Jesús tratódesesperadamente de ser el Salvador de la humanidad.”—Milton R. Hunter, El Evangelio a Través de las Edades, p. 15 (Traducido del Inglés)

¿Suena esto parecido al Jesús de la Biblia, quien posee eternidad y que nunca ha tenido que rivalizar por su posición de “Salvador” con Lucifer, a quien Él creó?

“Porque en él [Jesús] fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.” -Colosenses 1:16

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” —Juan 1:3

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.”—Isaías 9:6

“sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios.…” —Hebreos 7:3

Y como si no fuera suficiente distorsionar la naturaleza eterna de Cristo y pervertir el concepto bíblico de la encarnación, los líderes mormones han continuado blasfemando al proclamar además que tanto Dios el Padre, como Jesucristo, tienen más de una esposa. Por eso, de acuerdo al mormonismo, lejos de haber sido tan sólo un invitado a “las bodas de Caná de Galilea,”15.el inminente polígamo mormón (Jesucristo), se casó con “María, Martha y la otra María.”

“…Hubo una boda en Caná de Galilea…nada menos que Jesucristo fue el que se casó en esa ocasión. Si él no hubiera estado casado, entonces su intimidad con María, Martha y la otra María, a la que también amó Jesús, hubiera sido tremendamente indecorosa e impropia, por decir lo menos.”—Orson Hyde, 1857, Diario de Discursos, vol. 4, p. 259jesusblood

La doctrina de la expiación de sangre – Limitando la Expiación

Un principio menos conocido de los LDS, que fue enseñado mucho en los primeros años del mormonismo y aún es sostenido en nuestros días, es la doctrina que establece que existen “pecados serios sobre los cuales no opera obra purificadora de Cristo, y la ley de Dios es que los hombres que se encuentren en esta situación deben derramar su propia sangre para expiar sus pecados.” —Apóstol Bruce R. McConkie, Doctrina Mormona, p. 92 (Traducido del Inglés)

Como esta doctrina es tan vergonzosa para el Mormonismo y es una de los más claros ejemplos de la perversión Mormona a la doctrina cristiana, el apóstol Mormón Bruce McConkie, hace un esfuerzo por minimizar esta enseñanza de los escritos de los antiguos líderes del Mormonismo, diciendo:

“…personas perversas y mal intencionadas han elaborado falsedades y calumnias para dar a entender que la Iglesia, en los inicios de esta dispensación, se vio comprometida en una práctica de expiación con sangre….Tomando una frase de una página y otra frase de una página subsiguiente, incluso tomando parte de una frase de una página, y otra parte con varias páginas de distancia—todo totalmente fuera de contexto—personas deshonestas han tratado de hacer parecer que Brigham Young y otros enseñaron cosas completamente opuestas a lo que ellos realmente creyeron y enseñaron.”—Doctrina Mormona, p. 92 (Traducido del Inglés)

Aún cuando el Mormonismo hace esfuerzos por tratar de silenciar a sus detractores acusándolos de engaño y de tomar conceptos fuera de su contexto, la evidencia documentada existente prueba lo contrario. Noten las siguientes afirmaciones hechas por Brigham Young con respecto a esta doctrina. Verán que en estas citas, ninguna oración es sacada aparte o construida a partir de diferentes páginas:

“Hay pecados que cometen los hombres por los cuales no pueden recibir perdón en este mundo, o en el que vendrá, y si ellos tienen sus ojos abiertos para ver su verdadera condición, podrían perfectamente desear ver su sangre vertida sobre el suelo, para que el humo subiera entonces hasta el cielo como una ofrenda por sus pecados; y el incienso humeante hiciera expiación por sus pecados, cuando por el contrario, si este no es el caso, estos se les pegarían y permanecerían con ellos en el mundo espiritual. Yo sé que cuando ustedes escuchan a mis hermanos hablando acerca de cortar a alguien de la tierra, consideran esta como una doctrina fuerte; pero es para salvarlos, no para destruirlos.”—Brigham Young, 1856, Diario de Discursos, vol 4, p. 53 (Traducido del Inglés).

“Yo digo, antes que los apóstatas puedan prosperar aquí, desenfundaré mi cuchillo, conquistar o morir. [Hay una gran conmoción en la congregación y un estallido simultáneo de sentimientos, consintiendo esta declaración] Ahora ustedes, apostatas inmundos, váyanse, o el juicio se pondrá a la línea, y la justicia en la plomada. [Las voces generalizadas gritan: “Sigue, sigue”] Si ustedes dicen que esto es correcto, levanten sus manos. [Todas las manos son levantadas.] Clamemos al Señor para que nos asista en esto y en toda buena obra.”—Brigham Young, 1853, Diario de Discursos, vol 1, p. 83 (Los corchetes están en el original.) (Traducido del Inglés).

Como uno puede ver claramente, ninguna de estas afirmaciones ha sido tomada fuera de contexto. Irónicamente, mientras McConkie acusa a los críticos de fabricar “falsas” historias con respecto a esta doctrina, él afirma que es una “doctrina verdadera:”

“…la verdadera doctrina de la expiación por medio de la sangre es simplemente esto…bajo ciertas circunstancias, hay algunos pecados serios para los cuales no opera la purificación de Cristo, y la ley de Dios es que aquellos hombres deben tener entonces su propia sangre derramada para expiar sus pecados. El asesinato, por ejemplo, es uno de estos pecados; de aquí que encontramos al Señor mandando la pena capital….El Presidente José Fielding Smith ha escrito: ‘Los hombres pueden cometer ciertos pecado graves… que los colocan más allá del alcance de la sangre expiatoria de Cristo…. Pues la sangre de Cristo por sí sola, bajo ciertas circunstancias, no será de provecho….Por eso su única esperanza es tener su propia sangre derramada para expiar, en cuanto fuera posible, su conducta.” —Doctrina Mormona, pp. 92-93 (Traducido del Inglés).

Mientras el Mormonismo hace esfuerzos por dar validez a su doctrina de la “expiación por medio de la sangre” citando la pena bíblica del “castigo capital” para los asesinos, este argumento ignora totalmente las bases que se encuentran detrás de este requerimiento y está fatalmente resquebrajado por tres consideraciones:

  • Ignorar el Contexto: El principio de la pena capital para los asesinos fue dada a Noé y su familia inmediatamente después de ocurrido el diluvio (ver Génesis 9:6). Los eruditos Bíblicos afirman que este es el lugar en que fue instituido por primera vez el gobierno. Por eso, en nuestros tiempos, este principio no debe descansar en las manos de individuos que desean venganza (o en las manos de una religión que quiere “borrar” de sus dominios a los llamados “apóstatas”), sino en las manos de un gobierno establecido.
  • Negar la Suficiencia de la Sangre de Cristo: Mientras que el Mormonismo se apresura en señalar que en el Antiguo Testamento el castigo por asesinato era la pena capital, pasa por alto el hecho que de acuerdo con la Biblia la pena por todos los pecados (no sólo por asesinato) es la muerte (Romanos 6.23). Por lo tanto, argüir que el asesinato no está cubierto por la sangre de Jesús es acusarle de no haber completado Su obra.
  • “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.” —Juan 19:30
  • Pasar por Alto el Ejemplo de Pablo: “El Apóstol Pablo se consideraba a sí mismo el “primero” de los “pecadores,”16. porque había “perseguido a la iglesia de Dios.”17.Él estuvo detrás del brutal asesinato de Esteban y fue responsable de poner en prisión a muchos cristianos de la iglesia primitiva.18. Puesto que el Apóstol Pablo encontró la sangre de Jesús suficiente para limpiarle de asesinato, ¿por qué tendría que haber alguna otra instancia en la cual “los hombres deban derramar su propia sangre para expiar sus pecados?

En lugar de confiar en el Jesús del Mormonismo que es polígamo, “hermano espiritual” de Lucifer e incapaz de perdonar todos tus pecados, ¿por qué no confiar en el Jesús de la Biblia que afirma:

“…Acaso se ha acortado mi mano para no redimir? ¿No hay en mi poder para librar?…He aquí no se ha acortado la mano de Jehová para salvar.…” -Isaías 50:2; 59:1

“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz…. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.” -Colosenses 2:13-14; 3:3

“…y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado….Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”-1 Juan 1:7b, 9

“Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen. Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.” -Salmo 103:11-12

“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.”-1 Timoteo 1:15melpriesthood

EXAMINANDO LA “AUTORIDAD SACERDOTAL” DE LOS MORMONES

Los Santos de los Últimos Días creen que para que un hombre pueda ser capaz de ser “exaltado” como “un dios” en el Reino de los Cielos (lo más alto), debe mantener los “sacerdocios” Mormones de Aarón y de Melquisedec. De acuerdo al Mormonismo, esta autoridad sacerdotal es absolutamente esencial para que cualquier persona pueda ser capaz de cumplir cualquiera de las ordenanzas del “Evangelio” Mormón (Como el “bautismo” o “la imposición de manos para recibir el don del Espíritu Santo”). Por eso, ellos afirman que en 1829, José Smith y Oliver Cowdery fueron “ordenados” en estos sacerdocios por Juan el Bautista y por los apóstoles Pedro, Jacobo y Juan—dando como resultado una “restauración” de esta “Autoridad Sacerdotal” que se había perdido en la tierra, según ellos, cuando murieron estos apóstoles bíblicos.

¿Qué tiene que decir la Biblia acerca de esta autoridad Sacerdotal? ¿Mantuvieron los apóstoles bíblicos estos sacerdocios? ¿Y qué acerca de Jesús mismo? ¿Mantuvo Él el “Sacerdocio Aarónico” como sostienen los Mormones?

“Estos son los nombres de los hijos de Aarón, sacerdotes ungidos, a los cuales consagró para ejercer el sacerdocio…. Haz que se acerque la tribu de Leví, y hazla estar delante del sacerdote Aarón, para que le sirvan…. Y constituirás a Aarón y a sus hijos para que ejerzan su sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá.” —Números 3:3, 6, 10

“Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos…. Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico….¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?…. Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio.” —Hebreos 7:5, 11, 14

Mientras que el Mormonismo se apresura en asegurar que José Smith y Oliver Cowdry fueron ordenados en estos sacerdocios por los apóstoles bíblicos, al mismo tiempo pasa por alto el hecho de que no sólo el mismo Jesús no podía mantener el “Sacerdocio Aarónico,” porque no había nacido de la tribu de Leví, sino que ninguno de los apóstoles de Jesús podía pertenecer a estos sacerdocios, pues no cumplían con los requisitos necesarios. Es por esto que la autoridad “Sacerdotal” fue “cambiada” del Sacerdocio “Aarónico” (sostenida únicamente por hombres del linaje levítico) al sacerdocio de Melquisedec (sostenido únicamente por Jesucristo).

“…¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón? Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley.…”—Hebreos 7:11-12

El sacerdocio de Melquisedec sólo puede ser sostenido por Jesús por que Él es el único que puede cumplir con los requerimientos.

“Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo…. sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre. Considerad, pues, cuán grande era éste… Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.”—Hebreos 7:1, 3-4, 26-27

¿Cómo podría otro hombre aparte de Jesús ser “sin padre, sin madre, sin genealogía, que ni tiene principio de días”?19. Jesús fue capaz de cumplir con estos requisitos, porque Su naturaleza eternal como Dios no tiene “principio de días”. Por lo tanto, es sólo en Su naturaleza humana como el “Hijo del Hombre,” que Jesús posee una genealogía y nació de Su madre María. Además, como “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,”20.sólo Jesús cumple con la calificación de ser “santo,” “sin mancha,” y “apartado de los pecadores.”

Es por esta razón que, a diferencia de los sacerdotes Levíticos del Sacerdocio Aarónico quienes constantemente debían transferir el Sacerdocio a otros para evitar su extinción, Jesús posee permanentemente el Sacerdocio de Melquisedec, el cual nunca puede ser transferido a nadie más.

“Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable.”—Hebreos 7:23-24

De acuerdo a la Concordancia Strong, la palabra griega (aparabatoV—aparabatos) que es traducida como “inmutable” en Hebreos 7:24, significa “Intransferible (perpetuo).”21. En otras palabras, a diferencia del Sacerdocio Aarónico que era transferido de un hombre a otro, el Sacerdocio de Melquisedec que tiene Jesús es “intransferible,” es decir, que no puede ser entregado ni conferido a nadie más. Jesús lo posee permanentemente.

Al mismo tiempo en que únicamente Jesús puede mantener la “autoridad” oficial del Sacerdocio de Melquisedec, la Biblia habla también de que hay un Sacerdocio que es para todos los creyentes. En otras palabras, cualquiera (hombre o mujer) que haya sido llamado a salir de las tinieblas espirituales para entrar a la maravillosa luz de Cristo, puede afirmar ser del “sacerdocio santo” y de la “generación escogida” del pueblo de Dios.

“vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo….Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.”—1 Pedro 2:5, 9

A diferencia de los sacerdocios Aarónicos y de Melquisedec que requerían de sacrificios por el pecado, este Sacerdocio de todos los creyentes da como fruto “sacrificios espirituales” de “alabanza” para Jesús por lo que Él ha logrado siendo nuestro único Sumo Sacerdote—una vez y para siempre, al pagar el precio de nuestra redención por el pecado y librarnos para no estar más en la esclavitud de la oscuridad.blackpriesthood-absalom_jones

La Revelación Negra de 1978

El Mormonismo enseña que la piel negra es la “marca de Caín” y una señal de haber sido malditos e incapacitados de ejercer los Sacerdocios de los Santos de los Últimos Días. Como resultado, a los mormones de piel negra no se les concedía la posición de pertenecer al Sacerdocio en la Iglesia de los LDS—esto hasta el 30 de Setiembre de 1978, cuando el profeta mormón Spencer W. Kimball recibió, según alegan ellos, una “nueva revelación” que manifestaba lo siguiente:

“Él ha escuchado nuestras oraciones y ha confirmado por revelación que ha llegado el día prometido por tan largo tiempo en el que todo varón que sea fiel y digno miembro de la Iglesia puede recibir el santo sacerdocio….Por consiguiente, se puede conferir el sacerdocio a todos los varones que sean miembros dignos de la Iglesia sin tomar en consideración ni su raza ni su color.”—Doctrina y Convenios, Declaración Oficial – 2

Para justificar esta “nueva revelación”, las autoridades mormonas arguyen que este “día” de liberación fue “prometido” por los antiguos profetas mormones. Pero un examen de los escritos de los profetas mormones antiguos revela que ese día “prometido” no podría haber sido en 1978, porque hasta ese día, no todos los hombres blancos “descendientes de Adán” habían recibido… “la bendición del sacerdocio” como estaba profetizado que sería el caso cuando ese día llegara.

“Pueden ver algunas clases de la familia humana que son negras….Caín mató a su hermano….El Señor puso una marca sobre él, la cual es la nariz aplastada y la piel negra….¿Cuánto tiempo tendrá esta raza que soportar esta horrenda maldición que pesa sobre ella? Esta maldición permanecerá sobre ellos, y nunca podrán ejercer el sacerdocio o compartir este hasta que todos los demás descendientes de Adán hayan recibido las promesas y hayan disfrutado de las bendiciones del Sacerdocio y las llaves de este….Cuando el resto de la familia de Adán venga y reciba sus bendiciones, entonces la maldición será removida de la simiente de Caín….”—Brigham Young, 1859, Diario de Discursos, vol 7, pp. 290-291 (Traducido del Inglés).

Racismo Actual en la Doctrina Mormona

Aunque superficialmente pareciera que el Mormonismo ha limpiado su doctrina racista hacia los negros al permitirles acceso al Sacerdocio de los LDS, estos cambios son solamente superficiales pues la escritura y doctrina Mormona sigue enseñando que la piel oscura es una evidencia de infidelidad en la vida pre terrenal de los LDS.

“Aquellos que eran menos valientes en la preexistencia…son conocidos por nosotros como los negros. Tales espíritus son enviados a la tierra a través del linaje de Caín, siendo la piel negra la marca puesta sobre ellos por su rebelión en contra de Dios y por la muerte de Abel.…”—Bruce R. McConkie, Doctrina Mormona, 1966ed., p. 527 (Traducido del Inglés).

“La raza y la nación en la cual nacen los hombres en este mundo es un resultado directo de su vida preexistente.”—Bruce R. McConkie, Doctrina Mormona, 1986ed., p. 616 (Traducido del Inglés).

Aún cuando el libro Doctrina Mormona del Apóstol de los LDS, Bruce McConkieha sido sometido a extensos cambios en el área doctrinal con respecto a la gente negra, en la edición de 1986 aún afirma que la “raza” bajo la cual nace un hombre está determinada directamente por su supuesta “vida preexistente.” Además, hasta el día de hoy, el Libro de Mormón sigue asociando la piel negra con rebelión en contra de Dios.

“Y él había hecho caer la maldición sobre ellos, sí, una penosa maldición, a causa de su iniquidad. Porque he aquí, habían endurecido sus corazones contra él, de modo que se habían vuelto como un pedernal; por tanto, ya que eran blancos y sumamente bellos y deleitables, el Señor Dios hizo que los cubriese una piel de color obscuro, para que no atrajeran a los de mi pueblo.”—2 Nefi 5:21, 1993ed.

EXAMINANDO A LOS PROFETAS MORMONES

brighamyoung¿La Guerra Civil no Liberó a los Esclavos?

Es precisamente por causa de esta doctrina con respecto a la piel negra, que Brigham Young profetizó falsamente en 1863 que la Guerra Civil no podría liberar a los esclavos.

¿Podrá la presente lucha liberar a los esclavos? No….Traten amablemente a los esclavos y déjenlos vivir, pues Cam debe ser siervo de siervos hasta que la maldición sea quitada. ¿Pueden ustedes detener los decretos del Todopoderoso? No pueden.”—Brigham Young, Diario de Discursos, vol. 10, p. 250 (Traducido del Inglés).

La Doctrina “Adán-Dios” de Brigham Young

Brigham Young (2do Profeta de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días) enseñó que Adán “es nuestro Padre y nuestro Dios, y el único con el que debemos tratar.22. Por eso él afirmó:

“Cuando nuestro padre Adán vino al jardín del Edén, lo hizo con un cuerpo celestial, y trajo a Eva consigo, una de sus esposas…Jesús, nuestro hermano mayor, fue engendrado en la carne por la misma naturaleza que estaba en el jardín del Edén, quien es nuestro Padre en los Cielos.”—Brigham Young, 1852, Diario de Discursos, vol. 1 pp. 50-51

La iglesia mormona ya no cree en esta doctrina y hace esfuerzos por negar el hecho de que Brigham Young realmente la enseñó. De todos modos, Brigham Young dijo: “aún no he predicado nunca un sermón….al que ellos no puedan llamar Escrituras.”23.

“Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma…. Tal profeta o soñador de sueños ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Jehová vuestro Dios…. y así quitarás el mal de en medio de ti.” ¾Deuteronomio 13:1-5

¿Vida en el Sol y en la Luna?

“¿Quién nos puede hablar de los habitantes de ese pequeño planeta que brilla todas las noches, llamado la Luna?…y cuando uno indaga acerca de los habitantes de esa esfera, encuentra que los más entendidos son tan ignorantes con respecto a ellos como el más ignorante de sus compañeros. Así también es con respecto a los habitantes del Sol. ¿Creen ustedes que está habitado? Yo estoy más que seguro. ¿Creen ustedes que hay vida allí? No hay duda; (el sol) no fue hecho en vano.”—Brigham Young, 1870, Diario de Discursos, vol. 13, p. 271 (Traducido del Inglés).

“Casi todos los grandes descubrimientos del hombre en esta última mitad del siglo, de un modo u otro, directa o indirectamente, han contribuido a probar que José Smith es un Profeta. Un tiempo atrás, en 1837, yo sé que él dijo que la Luna estaba habitada por hombres y mujeres al igual que esta tierra, y que ellos vivían por un tiempo de vida mayor al nuestro—con una edad cercana a los 1000 años. Él describió a estos hombres con una estatura cercana a los seis pies de altura en promedio, vestidos de una manera bastante uniforme, casi al estilo de los Cuáqueros.”—Oliver B. Huntington, 1892, Diario de Mujeres Jóvenes, vol. 3, p. 263 (Traducido del Inglés).

¿La Poligamia Nunca sería Prohibida en el Estado (Norteamericano) de Utah?

“ ‘¿Piensan ustedes que deberíamos ser admitidos como un estado en la Unión sin que rechacemos el principio de la poligamia? Si no somos admitidos así, entonces nunca debemos ser admitidos.”—Brigham Young, 1866, Diario de Discursos, vol. 11, p. 269 (Traducido del Inglés).

¿Brigham Young vendría a ser Presidente de los Estados Unidos?

“La Iglesia y el reino al cual pertenecemos serán el reino de nuestro Dios y de su Cristo, y el hermano Brigham Young será Presidente de los Estados Unidos [Las voces respondían, ‘Amen’]…Podrían pensar que estoy bromeando; pero deseo absolutamente que el hermano Long escriba cada palabra de esto; pues lo puedo ver de una manera tan natural como veo la tierra y su producción.”—Herber C. Kimball, 1856, Diario de Discursos, vol. 5, p. 219 (Traducido del Inglés).

¿Destrucción sin Paralelo?

“Y ahora estoy preparado para decir, por la autoridad de Jesucristo, que no pasarán muchos años antes que los Estados Unidos sean escenario de un derramamiento de sangre sin paralelo en la historia de nuestra nación: pestes, granizadas, hambre, y terremotos barrerán la maldad de esta generación de sobre la faz de la tierra….por lo tanto les declaro la advertencia que el Señor me ha mandado anunciar a esta generación, recordando que los ojos de mi Hacedor están sobre mi, y que para él yo soy responsable por cada palabra que diga….”—José Smith, 1833, Enseñanzas del Profeta José Smith, 1976, p. 17 (Traducido del Inglés).

¿Cuándo fue que “las granizadas, hambrunas y terremotos…borraron a los malvados de esta generación de la faz de la tierra? ¿Cuándo fue que hubo terremotos y tormentas de granizo sin paralelo que borraran a la generación de 1833 de los Estados Unidos? Ciertamente, “muchos años” han transcurrido desde que esa generación existió, y los malvados nunca fueron aniquilados de la tierra.

¿La Necesidad de un Profeta Viviente?

Jesús advirtió a sus seguidores que en los últimos días “muchos falsos profetas se levantarían y engañarían a muchos.”24. ¿Cuál es la prueba para diferenciar a un falso profeta de un profeta verdadero?

“El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.”—Deuteronomio 18:20-22

La prueba de que alguien es un verdadero profeta está en la exactitud del 100% de sus predicciones. Fallar en una sola profecía descalifica totalmente a una persona de ser un verdadero profeta de Dios. Además, la pena por dar profecías falsas es la muerte, al igual que la pena por seguir a un falso profeta es la muerte espiritual.

“…el profeta que enseña mentira, es la cola.…y sus gobernados se pierden.”—Isaías 9:15-16

Aún cuando es cierto que antes de Cristo, Dios guió a su pueblo a través de profetas vivientes a quienes Él señaló para que hablaran en Su nombre,25. desde la venida de Cristo, Dios no ha designado a más profetas vivientes para guiar a su pueblo como lo hizo en aquellos días.

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo…”—Hebreos 1:1-2

“La ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él.”—Lucas 16:16

Simplemente como hace notar Lucas, Juan el bautista fue el último profeta viviente de Dios, pues él preparó el camino para Jesucristo, quien es la Palabra Final de Dios (Juan 1:1,14). Habiendo cambiado la manera en que Él se comunica y guía a Su pueblo, Dios ahora trabaja individualmente con cada creyente que haya llegado personalmente a Jesús y haya puesto toda su confianza en la plena suficiencia del sacrificio de Cristo por sus pecados.

“Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo,… acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe…” —Hebreos 10:19, 22

“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,” —1 Timoteo 2:5

Como Jesús es ahora el único Profeta y Sacerdote de los verdaderos Cristianos, el verdadero creyente no necesita a nadie más que a Jesús como mediador entre sí mismo y Dios. Ninguna iglesia, ni organización, ni individuo puede nunca asegurar ser “el único camino a la salvación,” pues poner la confianza en Jesús y desarrollar una relación íntima y personal con Él es la única manera en que uno puede ser verdaderamente salvado y unido con el único Dios vivo del universo.

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” —Juan 14:6

En lugar de poner tu confianza en una religión, o una iglesia, o un profeta que falsamente reclaman ser el camino a Dios, ¿por qué no poner toda tu confianza únicamente en Jesús? Él es el único que puede satisfacer verdaderamente tus más profundos anhelos de seguridad y certidumbre en la vida eterna.

“y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.” -Juan 10:28

“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.” -1 Juan 5:11-13

“Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.” -Isaías 64:6

“y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;” -Filipenses 3:9

Él vivió una vida perfecta en tu lugar, y ahora te ofrece Su perfección a cambio de tu pecado. ¿Por qué no venir a Jesús hoy mismo y pedirle que Él sea tu justicia?

“En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre….porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.” -Hebreos 10:10, 14

“…perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,” -Colosenses 2:13-14

=====================

1.Todas las citas Bíblicas son tomadas de la Versión Reina Valera 1960.
2. Historia de la Iglesia, vol. 4, p. 461
3. Discurso a Todos los Creyentes en Cristo, 1887, p. 12
4. 1830 Libro de Mormón, p. 32. (en Inglés) Ver también 1 Nefi 11:18,21— 1830 Libro de Mormón, p. 25 (en Inglés)
5. 1830 Libro de Mormón, p. 200 (en Inglés)
6. Ver Mosíah 6:3-7; 7:1(en Inglés)
7. 1830 Libro de Mormón, p. 315 (en Inglés)
8. 1830 Libro de Mormón, p. 482 (en Inglés)
9. 1830 Libro de Mormón, p. 501(en Inglés)
10. Ver 3 Nefi 22:4
11. Introducción Explicativa, Doctrina y Convenios, 1986ed. (en Inglés)
12. Todas las secciones subrayadas de esta cita, son porciones de la revelación que fueron añadidas desde que fue publicada su versión original en el Libro de Mandamientos.
13.Apóstol Orson Pratt, El Vidente, p. 132 (v. en Inglés)
14. Ver también el Salmo 90:2
15. Ver Juan, capítulo dos.
16. 1 Timoteo 1:15
17. 1 Corintios 15:9
18. Hechos 7:54-8:1-3
19. Los Mormones con frecuencia tratan de eludir las implicaciones de estos calificativos, aseverando que estos requisitos se aplican al oficio del Sacerdocio de Melquisedec, y no a hombres en particular en el Sacerdocio. Como sea, noten que el versículo siguiente habla de cuán grande era “este” (hombre) – en el vs. 4 – y no de cuán grande era este “oficio”.
20. Romanos 3:23
21. #531 – Concordancia Strong Exhaustiva de la Biblia, Diccionario de Palabras Griegas, por James Strong, p. 9
22. Diario de Discursos, vol. 1, p. 50 (énfasis en el original) (versión en Inglés)
23. Diario de Discursos, vol 13, p. 95 (versión en Inglés)
24. Mateo 24:11
25. Amós 3:7

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Inglés