¿Los mormones aceptan como fidedignas las escrituras de los líderes mormones para definir la doctrina mormona?

bullets

¿LOS MORMONES ACEPTAN COMO FIDEDIGNAS LAS ESCRITURAS DE LOS LÍDERES MORMONES PARA DEFINIR LA DOCTRINA MORMONA? 

CRÍTICA DE UN MORMÓN:

“Para los miembros de la iglesia mormona, las únicas fuentes de apelación absoluta para nuestras doctrinas son los Libros canónicos. Al observar su sitio Web, no pude evitar notar que ninguna de las preguntas planteadas se remiten a las Escrituras mormonas. Si ustedes están intentando proporcionar información precisa acerca de la iglesia mormona, ¿por qué no citan el canon mormón?

En el prefacio de un manual de escuela dominical publicado por la iglesia mormona en 1968 titulado, Escrituras de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se lee:

Los cuatro volúmenes de las escrituras de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Días – la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, y la Perla de Gran Precio – son llamados los libros canónicos. Esta es una denominación apropiada para estas escrituras porque, de los muchos libros escritos acerca del tema del mormonismo, únicamente estos cuatro son fuentes autorizadas y aceptables de la doctrina y práctica de la iglesia. En este sentido, se distinguen en una clase por sí mismas. …Un gran número de estos libros del mormonismo fueron escritos por Autoridades generales, algunos bajo los auspicios de la iglesia y otros de manera privada por razones personales.  Hombres como Orson y Parley P. Pratt, James E. Talmage, B. H. Roberts, y John A. Widtsoe (para mencionar sólo unos cuantos de aquellos que ya no están vivos) han realizado contribuciones valiosas a nuestro entendimiento del evangelio restaurado y la iglesia. A través de los años, muchos artículos y manuales con lecciones útiles que se encuentran en los periódicos de la iglesia también han aparecido bajo los auspicios de organizaciones auxiliares de la iglesia. Pero ninguna de estas obras, por muy buenas que sean, jamás ha sido aceptada para definir la doctrina oficial de la iglesia. Incluso tales clásicos como los Artículos de fe y Jesús el Cristo de Talmage, han de ser leídos a la luz de las escrituras; estos también fueron concebidos y escritos como exposiciones de las escrituras.

Los escritos de las Autoridades generales y aquellos autorizados por la iglesia a través de sus quórumes sacerdotales y organizaciones auxiliares, contienen mucho que es informativo e inspirador, y que puede ser estudiado con beneficio, pero no son las fuentes autorizadas oficiales de la doctrina de la iglesia. Estas son para leer y obtener cualquier valor que se pueda encontrar en ellas y ser interpretadas a la luz de las escrituras, el testimonio del Espíritu Santo, la guía continua del profeta viviente, y nuestro mejor pensamiento y experiencia. Que se diga nuevamente: Los cuatro Libros canónicos se encuentran en una clase por sí solas; sólo éstos han sido aceptadas por los Santos de los últimos días como la palabra escrita de Dios para ellos.’ ” (Traducido del inglés)

NUESTRA RESPUESTA:

Querido amigo,

Gracias por compartir con nosotros su preocupación acerca del hecho de que citemos los escritos de varios líderes mormones, en lugar de utilizar únicamente los Libros canónicos (los cuatro libros de las Escrituras mormonas: la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio), para definir la doctrina mormona. Aunque es cierto que a menudo citamos los escritos de líderes autoritarios de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días (tales como James Talmage, John A Widtsoe, y Orson Pratt), ciertamente no es verdad que ignoramos los Libros canónicos de la iglesia. Al contrario, nos esforzamos por hacer mención de los Libros canónicos siempre que sea posible para respaldar las citas que mencionamos de las autoridades de la iglesia. Un ejemplo principal de esto se encuentra en el siguiente artículo donde todas nuestras afirmaciones acerca de la doctrina mormona se derivan únicamente de los Libros canónicos de la iglesia mormona:

Mientras que nos esforzamos por hacer referencia a los Libros canónicos siempre que sea posible, hay veces que debemos citar las publicaciones de la iglesia mormona o los escritos de varios lideres mormones para proporcionar una perspectiva del mormonismo que es confusa o que está completamente ausente en los Libros canónicos. Mientras que algunos individuos, como usted, tal vez critiquen nuestra utilización de estas fuentes, no hemos podido evitar notar la contradicción en esta crítica ya que usted hizo lo mismo cuando nos escribió acerca de la posición de su iglesia con respecto a lo que constituye “Escritura” para los Santos de los últimos días.  ¡Usted ha citado un manual de la escuela dominical, en lugar de los Libros canónicos! ¿Puede ver usted la contradicción al criticar nuestro empleo de los manuales de la iglesia mormona para definir la posición de esta iglesia con respecto a ciertos temas?

¿En qué lugar de los Libros canónicos de la iglesia mormona dice que estos (los cuatro libros de la Escritura) sean “las únicas fuentes de apelación absoluta” para las doctrinas del mormonismo? Al contrario, los manuales, y los profetas y apóstoles de la iglesia mormona han afirmado consistentemente la creencia mormona de una “revelación continua” a través de los profetas y apóstoles vivientes cuyas “palabras” se convierten en “escrituras” para los Santos de los últimos días. Fíjese en las siguientes citas de las escrituras mormones:

Las palabras de nuestros profetas vivientes
Además de estos cuatro libros de Escrituras, las palabras inspiradas de nuestros profetas actuales se convierten en Escrituras para nosotros. Su palabra llega hasta nosotros por medio de las conferencias, las publicaciones de la Iglesia y las instrucciones de nuestros líderes locales del sacerdocio.” –Principios del Evangelio, Capítulo 10 “Las Escrituras”, 2000, p. 55

¿Qué es Escritura? Cuando uno de los hermanos presidentes se para delante de una congregación del pueblo hoy en día y la inspiración del Señor está sobre él, habla lo que el Señor quiere que hable, y es Escritura tal como cualquier cosa escrita en cualquiera de estos registros; sin embargo, a éstos llamamos los libros canónicos de la Iglesia. Dependemos, naturalmente, de la guía dada por los hermanos presidentes que tienen derecho a la inspiración. Hay solamente un hombre a la vez, en la iglesia, que tiene el derecho de dar revelación para ella y ese hombre es el Presidente de la Iglesia. Pero eso no impide que otros miembros de esta Iglesia expresen la palabra del Señor, según está indicado aquí en esta revelación, sección 68; mas una revelación que tiene que ser dada como lo fueron las revelaciones de este libro, para toda la Iglesia, solamente vendrá mediante el oficial presidente de la Iglesia; sin embargo, la palabra del Señor expresada por otros siervos en las conferencias generales y en las conferencias de estaca, o dondequiera que ellos estén cuando expresen lo que el Señor ha puesto en sus bocas, es la palabra del Señor tanto como los escritos y las palabras de otros profetas en otras dispensaciones.”—Doctrina de salvación, tomo 1, p. 179

Los Libros canónicos y los profetas vivientes deben ser aceptados o rechazados de manera conjunta.  Debemos considerar tanto a los Libros canónicos como a las declaraciones inspiradas de los profetas vivientes como fuentes de verdad válidas y necesarias. En ocasiones, algunos miembros de la iglesia, quienes fueron informados mal, sostendrán que aún cuando ellos aceptan a los Libros canónicos como divinamente inspirados, no están dispuestos a dar igual crédito a las declaraciones del profeta viviente. Tales individuos están siguiendo un curso inconsistente y ‘yerran, ignorando las escrituras’ (Mateo 22:29), pues las escrituras mismas testifican claramente acerca del hecho de que debemos hacer caso a los profetas vivientes. …Los profetas tienen derecho a sus opiniones personales. Cada palabra que hablen no se debe considerar como una interpretación o declaración oficial.  Sin embargo, sus discursos a los Santos y sus escrituras oficiales deben ser considerados productos de su llamado profético y deben ser tomados en cuenta. …¿Debe un profeta siempre prologar sus observaciones con ‘Así dice el Señor’ para que sean obligatorios en la iglesia? Desafortunadamente, algunos miembros de la iglesia ponen limitaciones a las afirmaciones proféticas. Algunos no aceptan nada como una declaración profética genuina a menos que esté prologada por la frase ‘así dice el Señor.’ El Presidente J. Reuben Clark, Jr., demostró la falacia de tal posición: ‘Existen aquellos que insisten en que a menos que el profeta del Señor declare, “así dice el Señor,” puede que el mensaje no será tomado como una revelación. Esta es una norma de prueba falsa. Pues aunque muchas de nuestras revelaciones modernas que están incluidas en Doctrina y Convenios contienen estas palabras, hay muchas que no.’ (‘¿Cuándo tienen derecho las palabras de los líderes de la iglesia a alegar ser Escritura?’ p. 10.) ‘El profeta no tiene que decir “así dice el Señor” para darnos escritura.” —Teachings of the Living Prophets (Enseñanzas de los profetas vivientes), 1982, pp. 20-21 (Traducido del inglés)

“¿Debe un profeta siempre prologar sus observaciones con **Así dice el Señor** si estas han de ser obligatorias para la iglesia? UNA NORMA DE PRUEBA FALSA Existen aquellos que insisten que a menos que el profeta del Señor declare, ‘Así dice el Señor,’ puede que el mensaje no será aceptado como una revelación. Esta es una norma de prueba falsa.”—Living Prophets for a Living Church (Profetas vivientes para una iglesia viva), 1974, p. 68 (Traducido del inglés)

Como usted puede apreciar por los textos anteriores, nuestro uso de citas tomadas de las autoridades generales dentro del mormonismo para definir y aclarar la doctrina mormona es consistente con la perspectiva que los mormones tienen en cuanto a recibir “revelación continua” por parte de los líderes autorizados de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días.

PARA MAYOR INFORMACIÓN, VÉASE:

 

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Inglés