¿Por qué odian ustedes a los mormones?

Who We Are

.:¿POR QUÉ ODIAN USTEDES A LOS MORMONES? ¿No nos enseñó Jesús a AMAR a nuestro prójimo?

LA OBJECIÓN DE UN MORMÓN A NUESTRO SITIO WEB:

“De pura curiosidad, me pregunto, ¿no tienen nada mejor que hacer con su tiempo? ¿Por qué odian a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y se toman el tiempo de seleccionar citas arbitrarias de José Smith para atacar a los mormones? Jesucristo no atacaba con vehemencia a los fariseos. Ustedes parecen estar yendo en contra de las enseñanzas más elementales de Cristo al no AMAR a su prójimo para acercarlo a su religión y al tratar de engañarlos con citas seleccionadas de la literatura mormona. Ahora, no digo que ustedes estén tratando de ser crueles, pero no sean hipócritas atacando a alguien a quien Cristo amaría para acercarlo a su Evangelio. Jesucristo está tratando de unir a las personas, no de alejarlas por sus creencias.

Creo que Dios es un Dios de misericordia y de segundas oportunidades. El proveerá una manera para que todos sus hijos vuelvan y vivan con él; si no en esta vida, entonces en la próxima. También creo que Dios nos juzgará según nuestras conciencias; es decir, Él nos juzgará según las leyes y los métodos que nos han enseñado. Si vivimos de una manera que creemos que es correcta, entonces eso será satisfactorio para Él. Lo que quiero decir es, ¿cómo puede Él castigarnos por algo que no sabíamos que estaba mal? Eso simplemente no me parece justo.

Ahora, con respecto a las personas que se salen de la iglesia mormona, todos los ex-miembros que escriben en el sitio Web de ustedes, tienen problemas con los requisitos de la Iglesia y es por eso que son ex-miembros. Eran demasiados requisitos para ellos. Al que mucho se le da, mucho se le pide. Entonces, ¿por qué no dejan en paz a los mormones y buscan algo mejor que hacer con su tiempo? Que el odio que tienen por los mormones y por el mormonismo sea reemplazado con verdaderas muestras de adoración y frutos del amor de Jesucristo.”

NUESTRA RESPUESTA:

Querido amigo mormón,

Podemos percibir el dolor en tu voz al escribirnos esta carta. Podemos percatar que quieres mucho a la religión que has elegido para rendir tu vida, y te sientes “odiado” y “atacado” personalmente cuando algo tan querido es expuesto como una mentira. No te culpamos por sentirte disgustado. Aún cuando la verdad duele, es un requisito necesario para la liberación, tal como prometió Cristo: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. (Juan 8:32)**   Efectivamente, la devoción y la fe son rasgos honorables, pero sólo son tan buenos como los objetos sobre los cuales se colocan, en este caso, tus creencias religiosas. Considera lo siguiente:

Te encuentras conduciendo por la carretera a 100 kilómetros por hora. Pasas una señal de velocidad que dice: “Límite de velocidad: 80 kph.”  Piensas: “sé” que puedo viajar con seguridad a 100 kph en esta carretera. De modo que no haces caso a la señal de advertencia y continúas a la misma velocidad. De repente aparecen unas luces intermitentes en tu espejo retrovisor. Ya te atraparon y ahora la policía te está persiguiendo, con las luces y sirenas encendidas.

¡Qué persona tan odiosa!” piensas tu. “¿Quién es él para cuestionar la velocidad a la que YO SÉ que puedo conducir con seguridad por esta carretera? Y aún cuando el policía te advierte a que te detengas, tú lo ignoras.  Después de todo, piensas, “Tan sólo me está persiguiendo porque no le agrada la manera en que estoy conduciendo. ¡Él necesita aprender a AMAR a la gente para que entiendan su manera de conducir en lugar de ATACAR las habilidades de su prójimo! ¿Qué otra razón tendría para molestarme si no ODIARA a las personas que sabe que conducen mejor que él? Debería preocuparse por sus propios asuntos y dejarme en paz. ¿No tiene nada mejor que hacer con su tiempo?

Y sigues adelante. De repente ves una luz amarilla que te advierte que la luz del semáforo está por cambiar a rojo. Tu piensas, “No puedo detenerme ahora. ¡El policía me atraparía!” En ese momento, echas una mirada a los dos lados para ver que el tráfico sigue detenido en el semáforo. Entonces, pisas el acelerador con la esperanza de pasar el semáforo antes de que el tráfico se reanude, pero no alcanzaste a ver un camión que venía en el otro carril y que no se había detenido con la luz, que rápidamente estaba entrando al crucero justo cuando tú pisabas el acelerador para pasar. El choque frontal era inevitable.

¿De quien es la culpa por el accidente? ¿La señal de velocidad, la policía, la luz de advertencia, la luz roja, el conductor del camión, o tus propios pensamientos y excusas engañosas? Estamos seguros que estarás de acuerdo con que si hubieses sido tú la persona involucrada en el relato anterior, lo honesto hubiera sido admitir que tu compromiso con estos pensamientos mentirosos desencadenaron estas consecuencias trágicas, no tan sólo para ti, sino también para los que estaban a tu alrededor.

Ahora, probablemente estés pensando: “¡Que ejemplo tan tonto! Yo NUNCA haría algo semejante tal como ignorar las señales de tráfico, los semáforos o a la policía.” Puede que esto sea cierto para tu vida física, pero es EXACTAMENTE lo que estás haciendo en tu vida espiritual al ignorar las señales de tránsito espirituales que Dios te ha guiado a ver en nuestro sitio Web.

Así como no se puede culpar al policía del ejemplo de ser “odioso” por tratar de advertirte, tampoco deberías acusar a nuestro ministerio de ser “odioso” cuando publicamos verdaderas advertencias para tu salud y seguridad espiritual. Enviamos esta advertencia por amor y preocupación por tu destino eterno. No deseamos verte condenado por toda la eternidad por causa de las herejías que crees en el mormonismo. Las consecuencias de tu rechazo a la verdad que está en la Palabra de Dios seguramente afectarán no tan sólo tu vida, sino la vida de aquellos que se encuentran bajo tu cuidado.

Así como debes prestar atención a las advertencias dictadas en las señales de tránsito en tu vida física, la documentación y las citas de José Smith y otros líderes mormones han sido dadas para que puedas prestar atención e investigar la precisión de la afirmaciones realizadas en nuestro sitio Web para asegurarte de que tu camino espiritual es el correcto. Ahora, puede que no estés de acuerdo con las conclusiones que ofrecemos como resultado de nuestra evaluación de los hechos, y nosotros no cuestionamos tu derecho de creer lo que quieras creer. Nuestro único deseo es presentar la verdad tal y como la hemos encontrado en la Palabra de Dios y experimentado dentro del mormonismo, para que puedas tener la oportunidad de tomar tus propias decisiones al oír todas las versiones de la historia, y no tan sólo la versión azucarada de la iglesia mormona.

Los mensajes mostrados en las señales de tránsito físicas son igualmente verdaderos para todas las personas, no importando quién acepte o no los mensajes. Del mismo modo, las advertencias mostradas en el mapa de la carretera espiritual de Dios, la Biblia, son válidos y verdaderos para todas las personas, sin importar quién los acepte o no. El no conformarse a las señales de advertencia espirituales de Dios causará consecuencias trágicas para la eternidad de uno, sin importar qué tan sincera sea tal persona al seguir lo que “piensa” o “sienta” que es lo correcto. La Biblia advierte:

“Hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte.” —Proverbios 16:25

¿Puedes pensar en una sola consecuencia que sea peor que estar separado de Dios por toda la eternidad? Efectivamente, fue por amor y preocupación por el estado eterno de la gente que Jesús hizo esta advertencia:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” —Mateo 7:21-23

¿Cuál dijo Jesús que era la “voluntad” de su Padre, por la cual serán juzgados aquellos que afirman representar a Cristo?

“Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.”—Juan 6:40

“Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.”—Juan 6:28-29

Puede que estés diciendo, “PERO yo ya creo en Jesucristo, entonces, ¿cuál es el problema?” El problema no es que afirmes creer en Jesucristo. El problema es que el Jesús que tu iglesia enseña no es el Jesús de la Biblia. De modo que, si confías tu destino eterno al Jesús del mormonismo, no puedes ser salvo. Debes tener las descripciones correctas con respecto a Jesús o estarás colocando tu fe en un Jesús falso. Cristo mismo advirtió:

“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.”—Mateo 24:24

“Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.”—Juan 8:24

Del mismo modo, el Apóstol Pablo hizo la siguiente advertencia en contra de aquellos que predicaran a “otro” Jesús:

“Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis.” —2 Corintios 11:3-4

Para obtener mayor información acerca de por qué el “Jesucristo” del mormonismo es diferente al Jesús bíblico, ver el enlace a continuación en nuestro sitio Web:

bullets ¿EL JESÚS MORMÓN ES EL MISMO JESÚS DE LA BIBLIA?

¿ATACÓ JESÚS EL SISTEMA DE CREENCIAS DE LOS FARISEOS?

Tú afirmaste que “Jesucristo no atacaba con vehemencia a los Fariseos,” los cuales eran los líderes religiosos de su época.  En lugar de esto, tú mantienes que Jesús “amó” a los Fariseos para acercarlos a su religión. Si fuera cierto que el “amor” de Jesús por su prójimo (los Fariseos) le obligaba a no “atacar” su sistema de creencias, entonces ¿cómo calificarías lo siguiente?

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. … ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. …¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?” —Mateo 23:15, 27, 33

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.” —Juan 8:44-45

¿CÓMO AMÓ JESÚS A LA GENTE PARA ACERCARLA A SU RELIGIÓN?

¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas. Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen.” —Lucas 6:26-27

ÉL “AMÓ” A SUS “ENEMIGOS” DICIENDO LA VERDAD AL LLAMARLES…

  • HIPÓCRITAS: “Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!” —Mateo 23:13
  • HIJOS DEL INFIERNO: “…para hacer un prosélito… le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.” —Mateo 23:15
  • GUÍAS CIEGOS: “¡Ay de vosotros, guías ciegos…” —Mateo 23:16
  • INSENSATOS: “¡Insensatos y ciegos!…” —Mateo 23:17
  • SEPULCROS BLANQUEADOS: “sois semejantes a sepulcros blanqueados… llenos de huesos de muertos…” —Mateo 23:27
  • LLENOS DE INIQUIDAD: “por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.” —Mateo 23:28
  • HIJOS DE ASESINOS: “…sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.” —Mateo 23:31
  • SERPIENTES: “¡Serpientes, generación de víboras!” —Mateo 23:33
  • BAJO LA CONDENACIÓN DEL INFIERNO: “… ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?” —Mateo 23:33

¿Era AMOROSO Jesús? ¡SI! ¿El amor siempre dice cosas que son agradables a los oídos y hacen que el oyente se sienta bien? ¡NO! ¡Más bien, habla la VERDAD para advertir a aquellos que se encuentran en camino a la muerte eterna!

“Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano. Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma.” —Ezequiel 3:18-19

¿CÓMO MOSTRÓ JUAN EL BAUTISTA AMOR POR SU PRÓJIMO?

Si el ejemplo de Jesús para demostrar su amor por su prójimo no es suficiente, consideremos al profeta de Dios, Juan el Bautista. ¿Cómo “amó” él a su prójimo?

Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: ¡Oh generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre; porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto se corta y se echa en el fuego.” —Lucas 3:7-9

Ese fue un mensaje muy “amoroso” y “sensible para los buscadores”, ¿cierto? ¡NO! Sin embargo, Juan vio a más gente bautizada en su fe porque LES DIJO LA VERDAD ¡que cualquiera de los profetas falsos que “amaban” a su prójimo con un discurso lindo que los conducía directo al Infierno!

¿ALEJABA JESÚS A LAS PERSONAS POR CAUSA DE SUS CREENCIAS?

Afirmaste que “Jesucristo está tratando de unir a las personas, no de alejarlas por sus creencias.” Si esto fuera cierto, ¿por qué dijo Jesús?:

No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí.”—Mateo 10:34-37

¿ES DIOS UN DIOS DE SEGUNDAS OPORTUNIDADES?

Tu afirmaste: “Creo que Dios es un Dios de misericordia y segundas oportunidades. El proveerá una manera para que todos sus hijos vuelvan y vivan con él; si no en esta vida, entonces en la próxima.” Este es un pensamiento optimista al que se aferran muchas personas que están en religiones falsas, la idea de que si están equivocadas, Dios les dará una segunda oportunidad para aprender la corrección y hacer bien las cosas, pero permíteme preguntarte lo siguiente:

¿Dios les dio una segunda oportunidad a los espíritus que se rebelaron y siguieron a Satanás? Según la teología mormona, ellos también son “hijos de Dios,” ¿no es así? ¿Por qué el Padre Celestial no les dio una segunda oportunidad? ¿Sería “justo” que el Padre Celestial te dé una segunda oportunidad cuando tampoco se la dio a sus otros hijos espirituales, sino que los condenó por toda la eternidad? ¿Puedes ver en la siguiente Escritura algo que indique que Dios te dará a ti (y a ellos) una segunda oportunidad?

“Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio… sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio.” —2 Pedro 2:4, 9

Afirmaste que: “Si vivimos de una manera que creemos que es correcta, entonces eso será satisfactorio para Él. Lo que quiero decir es, ¿cómo puede Él castigarnos por algo que no sabíamos que estaba mal? Eso simplemente no me parece justo.” Primeramente, el alegar ignorancia de parte tuya no es válido, porque tú no tan sólo tienes en la mano la Palabra de Dios que se encuentra en la Biblia Reina-Valera, sino que tienes en frente de ti nuestro sitio Web, el cual proporciona bastante evidencia en contra de las doctrinas y afirmaciones falsas del mormonismo.

El decir que Dios no sería “justo” al castigarte “por algo” que “no sabías que estaba mal” sería como discutir con el policía del ejemplo anterior, diciéndole que tú no sabías que estabas violando la ley porque no viste la señal del límite de velocidad. Es tu responsabilidad conocer las leyes del mapa de la carretera espiritual de Dios, así como es tu responsabilidad conocer las leyes de los caminos físicos en tu vida. Si no estás prestando atención a las señales de advertencia de Dios, no tendrás excusa en el día del juicio. Además, la Biblia advierte que “si vivimos de una manera que creemos que es correcta” no estaremos agradando a Dios, porque “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 14:12). Asimismo, cuando “cada uno hacía lo que bien le parecía” (Jueces 17:6; 21:25) Dios trajo juicio sobre Israel.

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.” —Mateo 7:13-14

¿POR QUÉ SE VAN LOS EX-MORMONES?

En tu carta expresaste consternación por los testimonios escritos por los ex-mormones en nuestro sitio Web, al decir: “…todos los ex-miembros que escriben en el sitio Web de ustedes, tienen problemas con los requisitos de la Iglesia y es por eso que son ex-miembros.” Si nos permites el atrevimiento, tu respuesta es una excusa poco convincente del por qué la gente abandona la iglesia SUD. Es cierto, algunos se han marchado porque no pudieron aguantar la cantidad de trabajo, pero si piensas que esta es la UNICA razón  por la que las personas abandonan a la iglesia mormona, estás muy equivocado.

Tómate el tiempo necesario para leer TODOS los testimonios en nuestro sitio Web y aprenderás que muchos se han ido por otras razones muy válidas, como el haber descubierto que José Smith era un fraude, que la iglesia los engañó y les presentó el Evangelio de manera errónea, y que el mormonismo no es lo que afirma ser. Asuntos serios como estos son totalmente pasados por alto por miembros ciegos que no se han tomado el tiempo de investigar a fondo la religión mormona desde una perspectiva histórica y doctrinal.

¿NO TENEMOS NADA MEJOR QUE HACER CON NUESTRO TIEMPO?

Honestamente, no podemos pensar en nada mejor que hacer con nuestro tiempo que pasar nuestras vidas alcanzando con amor a nuestros amigos, parientes y vecinos mormones, con la verdad y libertad que hemos encontrado en una relación personal con el AUTÉNTICO Jesús de la Biblia. Si “odiáramos” a los mormones, esto sería lo último en que gastaríamos nuestro tiempo, investigando el mormonismo para alcanzar a otros y “siguiendo la verdad en amor” (Efesios 4:15). En efecto, nos vemos a nosotros mismos mostrando la palabra de vida (Filipenses 2:16) a aquellos que están pereciendo en la oscuridad del engaño espiritual. Esto no es lo mismo que atacar al mormonismo. Esto es AMAR a las personas para acercarlas a la Verdad (Juan 14:6). ¡Hacemos lo que hacemos porque AMAMOS a los mormones!

¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?” —Gálatas 4:16

PARA MAYOR INFORMACIÓN VEA:

bullets CARTA ABIERTA A NUESTROS AMIGOS MORMONES – RESPONDIENDO A LA PREGUNTA: “¿Quiénes son ustedes? ¿Están en contra de los mormones y odian a la Iglesia de los Santos de los Últimos Días?”

bullets DOCTRINAS OCULTAS DEL MORMONISMO – Lo que la Iglesia Mormona No Te Dice

===========

**   Todas las Escrituras han sido tomadas de la Biblia Reina-Valera 1960.

 

Print Friendly, PDF & Email

This post is also available in: Inglés