Archivo de la etiqueta: La Biblia vs el Libro de Mormón

Respuesta a un testimonio mormón

jesuschrist

.:LES DOY MI TESTIMONIO DE QUE LA IGLESIA MORMONA NO ES VERDADERA. — RESPUESTA A UN TESTIMONIO MORMÓN:

jesuschristUN MORMÓN DA SU TESTIMONIO:

“Respeto a los individuos que están decididos en sus creencias y en su amor por Jesús y por su evangelio, porque yo me encuentro en el mismo camino. Entonces, espero que no me consideren como parte de un ‘cristianismo falsificado’ por ser miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Sé con plena seguridad que esta es la única entidad en esta tierra que tiene todas las ordenanzas de salvación necesarias para heredar la vida eterna. El conocer a Jesús es servirle, hacer lo que él hizo y escuchar a sus profetas.

Pertenezco a la Iglesia de Jesucristo. He orado sinceramente para conocer la verdad de las cosas que investigué con tanta diligencia, y Dios en su infinita sabiduría y amor compartió su verdad conmigo a través del poder del Espíritu Santo. Nada puede quitar este conocimiento de mí, pues es conocimiento y no fe. Ya he pasado la etapa de la fe en esto. Fe es la esperanza por las cosas que no has visto, pero el conocer es tener una validación por el poder del Espíritu Santo de que es cierto aquello en lo que has tenido fe. ¡Es validado!

¡Esto lo sé! Jesús es el Cristo y Él tiene UNA Iglesia por medio de la cual dirige la ‘plenitud’ de su obra. Todas las demás iglesias tienen porciones de la verdad, pero carecen de todo lo que es necesario para obtener la salvación verdadera. Sé que puedo estar con mi familia para siempre; mi familia no terminará después de la muerte.

Sé que el Libro de Mormón es verdadero, y que le da validez a la Biblia. Acepto las verdades contenidas en la Biblia, pero creo que algunas de sus verdades sagradas y preciosas han sido removidas de la Biblia. Entonces, creo que necesitamos validación y apoyo para ayudar a estabilizar la Biblia. Creo que existen dos o más registros (i.e., testigos del Libro de Mormón para añadir a la Biblia). Esta es una mejor manera de validar las enseñanzas de la Biblia y de aclarar aquello que se interpreta de maneras tan diferentes. No hay manera de distorsionar o torcer la ‘verdad’ para apoyar a tan sólo un grupo. ¡Entonces necesitamos tener una validación para cada verdad!

Los desafío a leer el Libro de Mormón con una mente abierta, y acepten la promesa al final de este, en Moroni 10:3-7, y le ‘preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si estas cosas no son verdaderas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo’ para que ‘no neguéis el poder de Dios.’

Sé que José Smith era un profeta de Dios y aunque él no era perfecto, tampoco lo eran Moisés, Elías o Adán. El único ser perfecto fue Cristo. Él fue el único que tuvo poder en sí mismo para hacer la diferencia a través de su obediencia. Podemos alcanzar la presencia del Padre si guardamos los mandamientos y guardamos sus ordenanzas, los cuales son requisitos en la obediencia.

¡Buena suerte en sus ministerios! Gracias.”

NUESTRA RESPUESTA:

Querido amigo mormón,

Gracias por tomarte el tiempo para ser tan respetuoso y amoroso en la manera en que nos has compartido tu posición y preocupaciones. Debo decir que tu respuesta hacia nosotros en nuestro ministerio es un cambio refrescante con respecto a la “norma” de las cartas que recibimos por parte de tus hermanos mormones y por eso, realmente te felicito. Realmente, te respetamos por ser alguien que verdaderamente cree y sigue la advertencia de Alma 5:30 acerca de no hacer “burla” de tu hermano. Esto es algo que con mucha frecuencia, desafortunadamente, es pasado por alto en muchas de las respuestas que recibimos de parte de los mormones. Por eso, te felicito por tomar tan en serio tu fe como para compartirla de una manera amorosa con nosotros.

Del mismo modo en que tú te tomaste el tiempo para compartir tu “testimonio” en amor, nos gustaría tener la oportunidad para responderte compartiendo nuestro testimonio contigo en el sentido de que la “fe” y el “celo” — no importa cuán nobles y sinceros sean — pueden estar sinceramente equivocados. Esa es la razón por la que Pablo, el apóstol de la Biblia, dijo que los verdaderos cristianos deben hacer lo siguiente: “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?” (2 Corintios 13:5)

“Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia. Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios.”—Romanos 10:2-3

Ciertamente, tal como el deseo del apóstol Pablo de ver a sus hermanos judíos rescatados de una “falsificación” religiosa, así también es nuestro deseo del corazón para nuestros hermanos mormones, quienes tienen el “celo de Dios, pero no conforme a ciencia.”

Y así como los judíos pasaron por alto “la justicia de Dios” porque buscaron “establecer la suya propia” por medio de las ordenanzas del templo judío; del mismo modo, sentimos que nuestro hermanos mormones están pasando por alto “la justicia de Dios” al “procurar establecer la suya propia” por medio de las comisiones del templo, matrimonio por el tiempo y la eternidad, bautismo por los muertos, etc. Todas estas “ordenanzas” fueron “erradicadas” cuando Jesús las clavó en la cruz:

“…anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz”—Colosenses 2:14

Mencionaste que crees que el Libro de Mormón es necesario para “aclarar” las enseñanzas contenidas en la Biblia porque esta se “ha interpretado de maneras tan diferentes” por varios grupos religiosos. Dijiste que tu crees que al añadir el testimonio del Libro de Mormón a la Biblia, esto prevendría que la gente distorsione o tuerza la “verdad” para apoyar a un sólo grupo y que de este modo, el Libro de Mormón proporciona la validación que necesitamos para “toda verdad.”

Mi pregunta para ti es la siguiente, si el Libro de Mormón aclara las enseñanzas de la Biblia tan bien que uno puede claramente entender la verdad al leerlo, ¿por qué han habido cerca de 200 grupos religiosos divididos a causa de las enseñanzas del Libro de Mormón? Si el Libro de Mormón hace un trabajo tan bueno de aclarar la verdad de la Biblia, ¿por qué todos estos grupos religiosos aceptan a José Smith y al Libro de Mormón como su fundamento, pero no están de acuerdo con respecto a lo que realmente es la “verdad”?

Tú afirmaste que necesitamos tener una “¡validación para cada verdad!” ¡Estamos de acuerdo contigo! Pero, ¿verdaderamente has “examinado” tu fe en contraste con la evidencia fija y objetiva? Afirmas haber pasado tiempo “cuestionando” tu fe y que has recibido “conocimiento” en cuanto a la veracidad de tus creencias en base a una “confirmación” del Espíritu Santo. Si esta “confirmación” y “conocimiento” es algo semejante al “conocimiento” que muchos mormones creen haber recibido por medio de un “sentimiento” o un “ardor en el pecho” (como se describe en Doctrina y Convenios 9:8), lamento informarte que esta no es una prueba válida para discernir la verdad del error.

Los sentimientos son subjetivos a los deseos y motivos del corazón de una persona. Es por esto que la Biblia hace la advertencia, “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9) ¡Tú no puedes conocer ni siquiera tu propio corazón! Además de los sentimientos engañosos que tu corazón puede producir, los espíritus falsos son perfectamente capaces de engañarte con “sentimientos” positivos.

Incluso tu propio profeta, José Smith, admitió que “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días también ha tenido sus espíritus falsos… no causa asombro que se hallen entre nosotros algunos espíritus falsos” (Enseñanzas del Profeta José Smith, p. 259). La historia muestra que José Smith fue engañado cuando tuvo la revelación de vender los derechos de autor del Libro de Mormón en Canadá. Como respuesta a esta revelación fallida, más tarde explicó: “Algunas revelaciones son de Dios: algunas revelaciones son del hombre; y algunas revelaciones son del diablo.” José Smith, citado en Address to All Believers in Christ (Discurso para todos los creyentes en Cristo)1887, p. 31, David Whitmer (Traducido del inglés).

Ya que tu propio profeta, José Smith no fue capaz de discernir entre el “conocimiento” recibido del Espíritu Santo y el “conocimiento” recibido de parte de espíritus engañosos, ¿qué seguridad tienes de que el “conocimiento” o “confirmación” que recibiste acerca de la “veracidad” del Libro de Mormón no vino de un espíritu engañoso? En lugar de colocar tu “fe” en el “conocimiento” de un sentimiento, ¿por qué no colocar tu fe en el estándar objetivo que Dios nos da para determinar la verdad?

“¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”—Isaías 8:20

Esta Escritura deja en claro que debemos comparar cualquier revelación con las revelaciones antiguas que tenemos en la “ley” y los profetas de la Biblia. Debemos únicamente aceptar esta revelación nueva si concuerda con la revelación antigua. Después de todo, ¿cómo podría Dios ser el autor de una “revelación nueva” que contradiga a la revelación antigua que reveló anteriormente? ¡Estoy seguro que estarás de acuerdo en que Él no haría esto!

Testificaste que crees que la Biblia ha sido corrompidatal como lo afirma el Libro de Mormón, “…se han quitado muchas cosas claras y preciosas del libro el cual es el libro del Cordero de Dios.” (1 Nefi 13:28)

Este testimonio, sin embargo, contradice el testimonio claro de Jesús quien dijo: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.” (Mateo 24:35) Cuando el Libro de Mormón dice que “muchas cosas claras y preciosas” han sido quitadas del “libro del Cordero de Dios,” ¿no está diciendo que Jesús es un mentiroso? Si las “cosas claras y preciosas del libro” hubieran sido quitadas del libro de Jesús, ¿es Jesús tan débil que no ha sido capaz de guardar su PROMESA de preservar su Palabra?

Si el Jesús del Libro de Mormón no fue capaz de cumplir su promesa para prevenir que sus “palabras” se perdieran a causa de las manos de hombres, ¿qué dice esto acerca del “Jesús” del Libro de Mormón en el que estás confiando? ¿Qué dice esto acerca de tu “testimonio” del Libro de Mormón con respecto a Jesús? ¿Cómo podemos confiar en el “testimonio” de un libro que contradice de manera tan clara la “revelación” que Dios ha revelado en su Hijo Jesucristo? ¿Cómo se puede considerar al Libro de Mormón como Escritura de Dios, cuando contradice la revelación de la ley y del testimonio?

“Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.”— Isaías 40:8

“La hierba se seca, y la flor se cae; Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada.” — 1 Pedro 1:24-25

En cuanto a tu declaración de que necesitamos al Libro de Mormón para proporcionarnos “otro” testigo de la vida de Cristo, nosotros tenemos veintisiete libros compilados en las Escrituras del Nuevo Testamento de la Biblia, los cuales todos dan “testimonio” de Jesucristo; cuatro de estos libros son relatos reales de los “evangelios” escritos por aquellos que personalmente vivieron con Jesucristo y lo siguieron cuando Él estaba aquí en la tierra. Con todos estos “testigos,” ¿qué necesidad tenemos de otro “testigo” de Jesucristo? ¿Por qué necesitamos un “testigo” que dice que Jesús es un mentiroso, alguien que no tuvo el poder para cumplir sus promesas? ¿Es este el tipo de “testigo” que necesitamos para Jesús? ¡Pienso que no!

ME DARTE MI TESTIMONIO…

Finalmente, me gustaría “darte mi testimonio” que el Jesús que amo y sirvo no tan sólo es capaz de cumplir sus promesas, sino que mi Jesús:

  • Él es aquel que es REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES (Apocalipsis 19:16), el Creador de todo lo que existe, incluyendo a Lucifer (Colosenses 1:16-17).
    • Él NO es mi hermano-espiritual, ni tampoco hermano-espiritual de Lucifer. (Principios del Evangelio, p. 11 – PDF en inglés: Gospel Principles, pp. 17-18)
  • Él ES el Jehová Dios TODOPODEROSO que dice: “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová,…para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.” (Isaías 43:10)
  • Él ES el “Dios Fuerte, Padre Eterno” (Isaías 9:6), “el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso” (Apocalipsis 1:8), quien siempre ha existido (Juan 8:58), porque Él es “sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida.” (Hebreos 7:3)
  • Él ES el Salvador completamente suficiente quien nos limpia de “todo” pecado (1 Juan 1:9) y nos salva “perpetuamente” (Hebreos 7:25) cuando dejamos a un lado todas nuestras “vestiduras” de justicia propia y méritos del templo, y venimos a Él basados únicamente en la fe. (Isaías 64:6; Romanos 11:6; Filipenses 3:9).
    • Él no es un “salvador” limitado como para que pudiera haber “…ciertos pecados sumamente graves que el hombre podía cometer, y que los mismos colocarían a los transgresores más allá del poder de la expiación de Cristo.” (El Profeta José Smith citado por José Fielding Smith en Doctrina de salvación, vol. 1, pp. 128-130 – PDF en inglés: Doctrines of Salvation, vol. 1, p. 135)

“…el Presidente Hinckley habló de aquellos que no son de la Iglesia, que dicen que los Santos de los Últimos Días ‘no creen en el Cristo tradicional. No, no creo. El Cristo tradicional del que hablan ellos no es el mismo Cristo del cual hablo yo.…’ ”—LDS Church News (Noticias de la iglesia mormona), 20 de junio, 1998, p. 7 (Traducido del inglés)  – PDF en inglés: LDS Church News, June 20, 1998, p. 7

“…No podemos obtener salvación y vida eterna adorando a Cristos falsificados…”— Setenta Bernard P. Brockbank, The Ensign (La insignia), Mayo 1977, pp. 26-27 (Traducido del inglés) – PDF en inglés: The Ensign, May 1977, pp. 26-27

“Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis.” —2 Corintios 11:3-4

Para obtener mayor información, lee:

bullets Nuestra respuesta a la pregunta: “¿Por qué no obtienes tu propio testimonio de la Iglesia Mormona?”

 

Probar la verdad

Moroni at Temple Square in Salt Lake City

.:PROBAR LA VERDAD – ¿CÓMO PUEDO SABER SI ESTO ES CIERTO?

Mormon.org afirma:

“ ‘quisiera exhortaros a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo.’ Libro de Mormón, Moroni 10:4… Los sentimientos que vienen del Espíritu Santo son una revelación personal para ti, que confirman la verdad del Libro de Mormón y la restauración del Evangelio de Jesucristo a través del Profeta José Smith.” (Traducido del inglés) Seguir leyendo Probar la verdad

Como predicar de manera eficaz a los mormones

LDS Temple

COMO PREDICAR DE MANERA EFICAZ A LOS MORMONESRompiendo la barrera de la autoridad mormona, paso a paso

¡Siento lástima por ustedes!”, exclamó una señora mormona de mediana edad a un adolescente cristiano que estaba repartiendo unos tratados en un evento mormón. “Ustedes tienen algo de la verdad, pero no tienen la plenitud del evangelio como lo tenemos nosotros. Tenemos la autoridad sacerdotal y profetas y apóstoles modernos que nos guían. ¿Qué podría  ofrecernos su iglesia?

 

Esta actitud de soberbia es común entre los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (SUD). Ellos creen que algunas doctrinas “claras y sumamente preciosas” del evangelio han sido eliminadas de la Biblia cristiana, de modo que los libros adicionales de la escritura mormona (i.e., El Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, y La Perla de Gran Precio) son necesarios para lograr tener un entendimiento completo del evangelio. La iglesia mormona enseña que cuando los apóstoles bíblicos murieron, la “autoridad sacerdotal” especial para actuar en el nombre de Dios fue quitada de la tierra. Por eso, los mormones afirman que Jesucristo usó a Juan el Bautista, Pedro, Santiago y Juan para conferir a José Smith los sacerdocios perdidos de Aarón y de Melquisedec, para que pudiera ejercer la autoridad necesaria para “restaurar” la verdadera iglesia de Dios sobre la tierra en 1830. Debido a estas afirmaciones de superioridad espiritual, ¿cómo deberían los cristianos dirigirse a los mormones que piensan que la Iglesia SUD tiene más para ofrecer que las demás iglesias? Sugerimos los siguientes pasos para vencer estas barreras fundamentales de la autoridad mormona. Seguir leyendo Como predicar de manera eficaz a los mormones

Hechos que la Iglesia mormona no que usted sepa

¿Deberíamos escuchar a los “espíritus de los muertos?”

ldsspirits

bcard-download

postcard-download

“Ciertamente [El Libro de Mormón] tiene un espíritu de muerto…” —LeGrand Richards, A Marvelous Work and a Wonder (Una obra maravillosa y un milagro), 1979, pp. 67-68 (Traducido del inglés)

“Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos… ha de morir;…”— Levítico 20:27 Seguir leyendo ¿Deberíamos escuchar a los “espíritus de los muertos?”

¿Fueron retiradas doctrinas preciosas de la biblia?

ldsbible

bcard-download

postcard-download

“…he aquí, ha despojado el evangelio del Cordero de muchas partes que son claras y sumamente preciosas… Por tanto…después que el libro ha pasado… se han quitado muchas cosas claras y preciosas del libro, el cual es el libro del Cordero de Dios.” —1 Nefi 13:26, 28,
Libro de Mormón
Seguir leyendo ¿Fueron retiradas doctrinas preciosas de la biblia?

El testimonio de Matthew

mr.:EL TESTIMONIO DE MATTHEW

Nací y crecí en Portland, Oregon. La ciudad de Portland no es la más religiosa de las ciudades y, de hecho, es en esta área de los Estados Unidos donde he encontrado más ateísmo y apatía hacia Dios que en cualquier otro lugar en el que haya estado en mi vida. Yo debía saberlo, pues una vez fui un ateo confeso, según yo.

Mi familia tampoco era particularmente religiosa, con excepción de mi madre quien fue una cristiana de la iglesia rusa ortodoxa y creyente nacida de nuevo. Ella había sido guiada al Señor desde una edad temprana y, cuando mi hermana y yo éramos pequeños, nos leía la Biblia y oraba con nosotros. Todavía la recuerdo vigilándome con sus ojos cerrados mientras yo oraba. Con frecuencia me pregunto si tan sólo estaba escuchando o si también estaba orando. Seguir leyendo El testimonio de Matthew

El libro de mormón

Book of Mormon

.:EL LIBRO DE MORMÓN

EL LIBRO DE MORMÓN – Mormon.org afirma:

El Libro de Mormón: Otro Evangelio de Jesucristo es un registro real del trato de Dios con los habitantes antiguos de las Américas y contiene, al igual que la Biblia, la plenitud del evangelio eterno… El Libro de Mormón en un testigo poderoso de Jesucristo. Nos ayuda a entender sus enseñanzas, incluyendo aquellas que se encuentran en la Biblia.” (Traducido del inglés) Seguir leyendo El libro de mormón

¿Deberíamos confiar en la biblia?

.:¿DEBERÍAMOS CONFIAR EN LA BIBLIA? —Una respuesta a los ataques del mormonismo en contra de la exactitud de la Biblia

¿QUÉ ES LA BIBLIA?bible

La Biblia es una compilación de 66 libros los cuales llamamos el “canon” (la regla o norma) de las Escrituras. La Biblia está dividida en dos secciones: el Antiguo Testamento el cual cubre el período de la historia humana desde la Creación hasta el profeta hebreo Malaquías en el año 400 a.C., y el Nuevo Testamento que cubre el período desde el Nacimiento de Cristo (4 a.C.) hasta el Apocalipsis de Juan en el 95 d.C. La mayor parte del Antiguo Testamento fue incluida en el canon mucho tiempo antes del nacimiento de Cristo con dos libros marginales que se solidificaron dentro del canon final judío en el Concilio de Jamnia en el año 90 d.C. La mayoría de los libros del Nuevo Testamento fueron aceptados en el año 100 d.C., con la excepción de 6 libros en debate, que fueron reconocidos oficialmente dentro del canon cristiano en el Tercer Concilio de Cartago en el año 397 d.C. 1. Seguir leyendo ¿Deberíamos confiar en la biblia?