Archivo de la etiqueta: Poder y Control

El testimonio de Lee B

lee .:TESTIMONIO de LEE B.

Link Los artículos de Lee

Como un antiguo Obispo mormón y miembro de la iglesia por más de 32 años, he llegado a conocer al Señor Jesucristo. Él colocó cinco años de pruebas espirituales y emocionales delante de mi y mi esposa, para que conociéramos mejor su gracia.

La acción más iluminante y gratificante que un miembro de la Fe mormona puede realizar es precisamente lo que a ellos se les ha dicho que hagan: “Estudia el Evangelio restaurado de Jesucristo y las enseñanzas de los Profetas de la Restauración”. Desde mi experiencia personal familiar, uno de los elementos más peligrosos de llegar a conocer que la iglesia mormona es falsa, y ciertamente el efecto a largo plazo más traicionero de este conocimiento, es el pensamiento de que, si yo estaba equivocado con respecto a la fe mormona, ¿es posible que también haya sido engañado por el cristianismo en sí? Conozco bien el temor desalentador y  deprimente de considerar que yo había sido engañado de una manera tan profunda, que quizás yo impulsé ese engaño por mi propio deseo de que fuera verdad. Seguir leyendo El testimonio de Lee B

El testimonio de Bonnie

bonnieBONNIE

Mi travesía en el mormonismo comenzó cuando yo era muy joven… Crecí en iglesias protestantes – Bautista, Metodista y Presbiteriana para ser específica. Aún cuando asistíamos a la iglesia todos los domingos, no recuerdo haber sido enseñada en la Palabra de Dios por nadie en ninguna. Tampoco estaba recibiendo enseñanza alguna en casa… De hecho, aunque mis padres eran asistentes acérrimos a la iglesia, no les recuerdo utilizando la Palabra de Dios para guiarme en nada. Como resultado, cuando llegué a mi último año en secundaria y comencé a sentir la necesidad de entender a Dios, no tenía ningún fundamento al cual recurrir. Cuando finalmente me encontré desesperada por respuestas, concerté citas con cinco pastores protestantes y un sacerdote católico con la esperanza de encontrar respuestas, pero ninguno de aquellos hombres abrió una Biblia en mi presencia ni dijo nada como, “Esto es lo que nos dice la Palabra de Dios.”

Por eso no es de sorprenderse que cuando acudí a algunos misioneros mormones y estos tuvieron respuestas rápidas y muy confiables (¡aunque sonaran un poco extrañas!) a mis interrogantes, utilizando la Biblia para responderme, ello me dejara intrigada. Seis meses después, me comprometí con un joven ex-misionero mormón y me deslicé con facilidad para unirme a su iglesia. Seguir leyendo El testimonio de Bonnie

El testimonio de Phillip y Cheryl

phillip-cheryl.:EL TESTIMONIO DE PHILLIP Y CHERYL

Nací de padres convertidos a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Fui criado como mormón en un entorno no-mormón en la zona rural de Kansas. Esto representaba muchos desafíos, incluyendo la exclusión de la mayoría de las actividades en las que no participan los mormones. Fui entrenado profundamente en el “mantra” (repeticiones religiosas) de defender a la iglesia, sus doctrinas y a sus líderes, desde mucho antes que fuera bautizado a la edad de ocho años. Nunca me fue dada la oportunidad de comparar mis creencias con otras, o investigar otros puntos de vista. Me enseñaron a “saber” que estas cosas eran “ciertas,” porque este era el proceso de adoctrinamiento prescrito, al que los expertos en neurología y psicología se refieren como “lavado de cerebro” o “control mental.” Seguir leyendo El testimonio de Phillip y Cheryl

El testimonio de Ron

ron.:EL TESTIMONIO DE RON

Un proverbio oriental dice que “La devastación exfolia la eficacia providencial.” Fue de modo similar, por medio de la devastación, que encontré suficiente humildad y confusión pura para sacudirme de las garras de la percepción doctrinal que había conocido durante toda mi vida. Mi perspectiva de Dios y de su gracia había sido formada por las doctrinas del mormonismo.

Yo era un miembro de la quinta generación de la facción del mormonismo, la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (ahora llamada Comunidad de Cristo). Cada recuerdo de mi niñez se formó en una vida de hogar que tenía un profundo compromiso hacia las enseñanzas del Libro de Mormón. Mi tatarabuelo se convirtió al mormonismo en la segunda mitad del siglo XIX y más tarde fue ascendido al puesto de Apóstol. Por eso, yo crecí con las experiencias de una historia familiar que validaban y reforzaban mi fe. Seguir leyendo El testimonio de Ron

El testimonio de Scott

scott.:EL TESTIMONIO DE SCOTT

La mayor parte de mi vida en la tierra, he estado rodeado de la iglesia mormona. Mi padre nació y creció siendo un mormón y su familia tiene raíces profundas en el mormonismo, que remontan a los días de Brigham Young. Recuerdo las historias de mi abuela acerca del viaje de su familia desde el este hacia el valle de Salt Lake. Aún cuando asistíamos a la iglesia ocasionalmente para ciertos domingos especiales, como el de la Pascua, estuve inactivo en la iglesia la mayor parte de mi juventud. Cuando tenía 13 años, mi padre decidió que su familia necesitaba tener la Palabra de Dios en casa, así que se volvió al mormonismo, la única religión que él realmente conocía y la única que a mí también me era conocida. Seguir leyendo El testimonio de Scott

El testimonio de Daniel S.

daniels.:EL TESTIMONIO DE DANIEL S.

Soy un varón promedio que nació en la iglesia mormona. Fui bautizado en 1951 a la edad de 8 años por mi vecino de la casa de al lado en California. Él posteriormente se convirtió en mi Presidente de Estaca y el que me envió de misión. Mi padre nunca se hizo miembro, pero le permitía a mi madre, que sí era miembro, llevarnos a mi hermano y a mí a la iglesia mormona. Dado que era un lugar divertido y que tenía amigos allí, fui y adopté totalmente a la iglesia. En lugar de ir en una misión a la edad de 19, tuve que esperar dos años más para convencer a mi padre que me dejara ir. Mi madre era la catalizadora, desafiándolo hasta que él cedió. Seguir leyendo El testimonio de Daniel S.