Archivo de la etiqueta: Símbolos Masones

Bob B – El Obispo Más Joven en Inglaterra

Bob's Book - The Youngest Bishop in EnglandBob B – El Obispo Más Joven en Inglaterra 

Me uní a la iglesia mormona en diciembre de 1964 a los 18 años de edad. A diferencia de muchos convertidos, yo estaba buscando a Dios desde un año antes de contactar a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (SUD) y les pedí a los misioneros que vinieran y me enseñaran. Yo era lo que ellos llaman “un contacto de oro” porque ya estaba leyendo la Biblia, pero ahora, era capaz de leer y estudiar las escrituras mormonas (El Libro de Mormón, La Perla de Gran Precio y Doctrina y Convenios).

Yo era extremadamente diligente y serio al servir en la iglesia SUD. Acepté varios “llamados” (trabajos no remunerados en la iglesia) y desde que asistí a una Rama de la Iglesia (más pequeña que un Barrio), tuve muchas oportunidades para enseñar y predicar. Junto al desarrollo de mi entendimiento de la fe mormona— esto es, el entendimiento que la iglesia deseaba permitirme tener a mí y a todos los otros miembros, también estaba comenzando a desarrollar una relación personal con Cristo y con Dios el Padre.
Seguir leyendo Bob B – El Obispo Más Joven en Inglaterra

Después del mormonismo, ¿Qué?

confusedboy.:DESPUÉS DEL MORMONISMO, ¿QUÉ? ¿Qué hace un mormón cuando él o ella se libera del mormonismo?

Puede que te estés preguntando: “¿y ahora qué hago?” Por fin te libraste del “rebaño” del mormonismo, pero ahora te sientes desesperadamente perdido y sin dirección…

¿CÓMO LLEGASTE A ESTE PUNTO?

La Iglesia mormona te dijo cómo pensar, a dónde ir, qué hacer y cómo hacerlo. Tenías tu Manual de la Iglesia aprobado por la Presidencia de la misma para tu estudio y edificación espiritual. Conservaste tu fe con los Hermanos y líderes locales de la iglesia. Se te dijo que simplemente siguieras al Profeta y todo se haría seguro.

Llevabas contigo una tarjeta de membresía que te servía para ingresar al templo. Pasaste tus exámenes con el Obispo local, el Presidente de la Estaca, y con todos los demás que habían sido proclamados como autoridades sobre ti. Memorizaste todas las canciones desde la primaria, memorizaste unas cuantas Escrituras del Libro de Mormón, te vestías como todos los demás en la iglesia, hablabas como todos los demás, servías sin reservas como todos los demás. De hecho, eras un clon viviente de todos los demás en el mormonismo. Seguir leyendo Después del mormonismo, ¿Qué?