¿Fue José Smith Como un Cordero llevado al Matadero?

¿Fue José Smith Como un Cordero llevado al Matadero? por Rocky Hulse

Fui invitado como orador a la Conferencia de La Piedra Angular en la iglesia Calvary Chapel Salt Lake City (Capilla del Calvario de la Ciudad de Salt Lake, Utah), el 12 y 13 de marzo; entonces, Helen y yo viajamos a la ciudad de Salt Lake y visitamos viejos amigos, además encontramos e hicimos muchos nuevos amigos (especialmente, amigos de “Facebook”). Mi presentación se tituló “Como un Cordero al Matadero; ¿José el Mártir?” Este tema fue muy bien recibido, así que pensé compartirlo aquí. El tema es también bastante extenso, por lo que se necesitará de un par de publicaciones para cubrirlo. El próximo mes abordaré el tema del por qué los mormones creen que José Smith murió como un mártir.

Escritura Mormona Blasfema

La iglesia mormona presenta, como Escritura, tres libros adicionales además de la Biblia: El Libro de Mormón, Doctrina y Convenios, y La Perla de Gran Precio. Estos cuatro libros son llamados «Las Obras Estándares» y son la represa de la cual fluye la doctrina mormona. La Doctrina y Convenios es promovida por la iglesia mormona que contiene 134 revelaciones dadas a José Smith. Después de su muerte, otras seis revelaciones han sido canonizadas. La Sección 135, escrita por John Taylor – tercer profeta de la iglesia mormona – elogiando el «martirio» de José Smith, es considerada ahora como escritura. El versículo 4 dice lo siguiente:

«Al partir José para Carthage, para entregarse a los supuestos requisitos de la ley, dos o tres días antes de su asesinato, dijo: “Voy como cordero al matadero; pero me siento tan sereno como una mañana veraniega; mi conciencia se halla libre de ofensas contra Dios y contra todos los hombres.”… – D y C 135:4.

Los mormones nos dicen “Si no se encuentra en las OBRAS ESTÁNDARES, no es doctrina.” Analicemos entonces este versículo de la escritura mormona que ellos consideran como doctrina.

Hay cuatro puntos aquí que cubriremos:

  1. Supuestos requisitos de la ley.
  2. Voy como cordero al matadero.
  3. Me siento tan sereno como una mañana veraniega.
  4. Mi conciencia se halla libre de ofensas contra Dios y contra todos los hombres.

“Supuestos Requisitos de la Ley”

El primer punto de esta escritura mormona es que José Smith fue llevado a la cárcel de Carthage de manera ilegal por medio de unos “Supuestos” requisitos de la ley. ¿Infringió José Smith la ley? La respuesta es un rotundo: ¡SÍ!

José Smith ordenó la destrucción del periódico, el «Expositor de Nauvoo». Este periódico fue fundado por disidentes del mormonismo y solo se imprimió una edición antes de que José Smith, como alcalde de Nauvoo, declarara que el periódico era un problema y ordenara su destrucción.

A lo largo de los años he escrito artículos en los que afirmé que José Smith había violado la Primera Enmienda – La libertad de prensa, refutando las afirmaciones mormonas que José fue encarcelado ilegalmente. Hace unos meses fui desafiado, en nuestro blog en Internet, por un mormón que finalmente se identificó como David Young. Dijo que José no había violado la Primera Enmienda. Su posición era que, aunque la Primera Enmienda fue ratificada el 15 de diciembre de 1791, no se aplicaba para los Estados, sino únicamente al Gobierno Federal.

David me confrontó con respecto a este punto en nuestro blog. Finalmente me senté, me puse a investigar sobre el asunto y él estaba en lo correcto; sin embargo, como decía Paul Harvey: “Ahora, el resto de la historia.”  En Barron vs. Baltimore (1833), la Corte Suprema dictaminó que la Declaración de Derechos (Las primeras 10 enmiendas) no se aplicaba a los Estados. De modo que, cuando José destruyó al Expositor de Nauvoo en junio de 1844, la protección de la Libertad de Prensa bajo la Primera Enmienda no se aplicaba. No hasta que la decimocuarta Enmienda fue ratificada el 9 de julio de 1868 en que la “Declaración de Derechos” se volvió aplicable a todos los Estados. De modo que, José Smith, en 1844, no había violado la Primera Enmienda; sin embargo, sí estaba violando la Constitución del Estado de Illinois.

Illinois se convirtió en Estado el 3 de diciembre de 1818. Parte del proceso para convertirse en un Estado requería que este proveyera al Congreso una copia de su Constitución para su aprobación; por tanto, José estaba restringido por la Constitución del Estado de Illinois, vigente bajo su condición de Estado desde el 3 de diciembre de 1818, cuando ordenó la destrucción del Expositor de Nauvoo, el 8 de junio de 1844.

Constitución de Illinois ART VIII Párrafo 7, dice:

“Que la gente debe tener seguridad en sus personas, casas, documentos y posesiones, frente a registros y confiscaciones irrazonables; y que las garantías generales por las cuales se pudiera ordenar a un oficial que busque en lugares sospechosos sin evidencia del hecho cometido, o que confisque a cualquier persona o personas anónimas, cuyos delitos no hayan estado particularmente descritos y respaldados por evidencia, son peligrosas para la libertad, y no deben ser aceptadas.”

Constitución de Illinois ART VIII Párrafo 22, dice:

“La prensa impresa debe ser gratuita para toda persona que se dedique a examinar los procedimientos de la asamblea general o de cualquier rama del gobierno; y nunca debe dictaminarse ninguna ley que pudiera restringir el derecho de la misma. La libre comunicación de pensamientos y opiniones es uno de los derechos invaluables del hombre, y todo ciudadano debe poder hablar, escribir e imprimir libremente acerca de cualquier asunto, siendo responsable por el abuso de tal libertad.”

Los extractos precedentes de la Constitución del Estado de Illinois proporcionan una clara evidencia de que la Libertad de Prensa era un derecho garantizado constitucionalmente en Illinois y que los residentes de este estado también tenían garantizado el derecho de protección contra confiscaciones y búsquedas que fueran realizadas de manera ilegal, y sin evidencia de apoyo.

El artículo VIII, párrafo 22, es bastante específico acerca del derecho “a examinar los procedimientos de la asamblea general o de cualquier rama del gobierno; y nunca se promulgará ninguna ley para restringir tal derecho. La libre comunicación de pensamientos y opiniones es uno de los derechos invaluables del hombre, y todo ciudadano debe poder hablar, escribir e imprimir con libertad sobre cualquier tema, siendo responsable del abuso de tal libertad.”

¿Cuál fue la “ofensa” de acuerdo a José Smith? Él declaró que el periódico era un “perjuicio.” ¿Por qué? Porque el medio informaba acerca de lo que él estaba haciendo clandestinamente. Como se puede claramente apreciar, la Constitución de Illinois protege de manera expresa la posibilidad de examinar al gobierno y el derecho de “hablar, escribir e imprimir libremente sobre cualquier tema.” Entonces, cuando José ordenó su destrucción y posteriormente fue arrestado por ese acto, ¿fue arrestado de acuerdo a unos “Supuestos Requisitos de la Ley”? No. José Smith había incurrido en una clara infracción de la ley y fue arrestado en virtud de tal. La iglesia mormona, hasta el día de hoy, continúa retratando falsamente a José como la víctima inocente de unos cargos falsos. ¡¡TONTERÍAS!!

“Voy como cordero al matadero”

El segundo punto es una clara referencia a la Profecía Mesiánica referida a Jesús:

“Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.”  Isaías 53:7

En el libro de Hechos 8:32, vemos la historia de Felipe y el eunuco etíope:

“El pasaje de la Escritura que leía era este: Como oveja a la muerte fue llevado; Y como cordero mudo delante del que lo trasquila, Así no abrió su boca….”

En el versículo 34 el eunuco pregunta: “¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro?” Felipe entonces le explica que se trata de Jesús. Sin duda esta es una profecía mesiánica referente a Jesucristo. También queda muy claro que, en esta sección de la escritura mormona, en Doctrina y Convenios 135:4, la iglesia mormona está comparando la muerte de José Smith con la muerte de Jesús. ¡Esta comparación es tan blasfema que desafía todas las explicaciones posibles que pueden ser promovidas por esta secta moderna!

Disipemos de manera clara esta comparación blasfema contrastando a Jesús con José Smith:

Jesús = Dios.

  • Jesús no cometió ningún crimen.
  • Jesús se entregó voluntariamente.
  • Jesús nunca habló en Su propia defensa.
  • Jesús fue crucificado diciendo: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado” cuando tomó sobre Sí mismo los pecados del mundo.

José Smith = un hombre pecador.

  • José cometió crímenes.
  • José huyó a Iowa y solicitó una escolta al gobernador de Illinois.
  • José apeló al gobernador Ford con respecto a su caso.
  • José murió con el clamor de angustia masón en sus labios: “Oh Señor mi Dios” – (¿no hay ayuda para el hijo de una viuda?)

Señal y clamor de angustia masón – Elder Heber C. Kimball, 151 Consejero de Brigham Young, confirmado en »El Mormonismo y la Masonería» pag. 16. Zina D. Huntington, la séptima esposa de José Smith, afirmó esto también en la pag. 17: “Yo soy hija de un Maestro Masón; [y] soy viuda de un Maestro Masón que, cuando saltó por la ventana de la cárcel de Carthage atravesado por las balas, invocó la señal masónica de angustia, pero tales señales nos son escuchadas excepto por el Dios del Cielo.” (Traducido del inglés)

“Me siento tan sereno como una mañana de verano;”

El tercer punto es la afirmación “me siento tan sereno como una mañana de verano:” La evidencia no confirma esta afirmación. La orden de arresto inicial por la destrucción del Expositor de Nauvoo fue ilegalmente desestimada por el Consejo Municipal de Nauvoo con una orden de hábeas corpus (expondré esto en el próximo número del Expositor del Medio Oeste). José y su hermano, Hyrum, huyeron de inmediato a través del río Mississippi hacia Iowa para evadir la jurisdicción de los tribunales de Illinois. Solo cuando fue amonestado por comentarios de los mormones, de que José estaba abandonando a su rebaño y ante las súplicas de su esposa Emma, fue que José regresó a Nauvoo.

A su regreso, José Smith envió emisarios al gobernador Ford para aceptar la escolta armada de la Legión de Nauvoo que lo escolte hacia Carthage. Jesús se entregó voluntariamente para ser juzgado ante los tribunales de Jerusalén. José Smith, inicialmente, huyó del estado y luego le pidió al gobernador Ford una escolta armada.

Jesús, de manera voluntaria, permitió que lo juzgaran, condenaran y ejecutaran, por ti y por mí. José Smith fue asesinado en un tiroteo. Él fue asesinado equivocadamente por una multitud en la cárcel de Carthage; sin embargo, estaba en posesión ilegal de un revólver conseguido de contrabando con el que mató a algunos de la turba:

“El Élder Cyrus Wheelock entró a vernos, y cuando estaba a punto de irse sacó de su bolsillo una pequeña pistola, un arma de seis tiros, diciendo al mismo tiempo: ‘¿Desea alguno de ustedes guardar esto?’ El hermano José respondió de inmediato: ‘Sí, dámelo’, con lo cual tomó la pistola y la guardó en el bolsillo de sus pantalones.” (History of the Church, Vol. 7, pg. 100) (Historia de la Iglesia, Vol. 7, pg. 100 – Traducido del inglés)

Cuando la turba se precipitó hacia la cárcel y el hermano de Joseph, Hyrum, recibió un disparo, lo que sucedió después está registrado en Historia de la Iglesia, Vol. 7, pág. 102-103:

“Él, sin embargo, se levantó de inmediato, y con un paso firme y rápido, y con una expresión resuelta, se acercó a la puerta sacando de su bolsillo la pistola de seis tiros que le dejó el Hermano Wheelock, abrió la puerta ligeramente y disparó el arma seis veces sucesivas; solo tres de los cartuchos, sin embargo, fueron descargados. Luego entendí que dos o tres individuos resultaron heridos por estas descargas, dos de los cuales, según me informaron, murieron.”

Jesús se entregó a la muerte de manera voluntaria y lo hizo por nosotros; José Smith fue a morir de manera involuntaria y murió en un tiroteo en el que mató, al menos, a dos hombres.

También sabemos que Joseph Smith envió un mensaje al general en funciones de la Legión de Nauvoo para atacar Carthage y rescatar a los prisioneros:

«La mañana del 27 de junio, Smith envió una orden (de su propio puño y letra) al mayor general Jonathan Dunham para comandar la Legión de Nauvoo en un ataque militar contra Carthage “de manera inmediata” para liberar a los prisioneros.” (The Mormon Hierarchy Origins of Power, pg. 141) (Orígenes del Poder de La Jerarquía Mormona, pág. 141 – Traducido del inglés)

Por otro lado, Jesús, en Mateo 26:53, dijo: “¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?” Una legión constaba de 6 mil soldados, lo cual significa que Jesús dijo que pudo haber convocado hasta 72 mil ángeles para que llegaran en Su defensa. ¿Lo hizo? No. ¿Intentó José Smith convocar a la Legión de Nauvoo en su defensa? ¡Sí! ¿Quién fue a la muerte de manera voluntaria?

“Mi conciencia se halla libre de ofensas contra Dios y contra todos los hombres”

Que Joseph Smith hiciera tal declaración, era ignorar por completo sus infracciones de la ley y sus fracasos morales. Si bien lo negaba públicamente, no hay duda de que Joseph Smith practicaba la poligamia en privado, lo cual era una violación de la Ley de Illinois. “Una ley estatal de Illinois de 1833 estipulaba dos años de prisión y una multa de $1,000 dólares para el hombre casado que se casara con otra mujer y una pena de un año y una multa de $500 dólares para la mujer soltera que, con conocimiento, se uniera en una ceremonia de matrimonio con un hombre ya casado». (LDS Church Authority and New Plural Marriages 1890-1904 by D. Michael Quinn) (Autoridades de la Iglesia SUD y Nuevos Matrimonios Plurales 1890-1904 por D. Michael Quinn – Traducido del inglés).

En su libro “Ningún Hombre Conoce Mi Historia, La Vida de José Smith,” Fawn Brodie enumera a sus 49 esposas. De estas esposas, diez eran adolescentes (2 de 15 años de edad, 1 de 16 años, 4 de 17 años, 3 de 19 años). Seis de estas mujeres alguna vez fueron acogidas en su hogar y, en lugar de protegerlas, las sedujo.

Doce de estas mujeres ya estaban casadas con hombres vivos. Esto se llama “Poliandria,” que se define como: “el estado o la práctica de tener dos o más esposos al mismo tiempo.” Esta era una práctica deplorable en la que José Smith utilizó su posición como el “Profeta” para convencer a estos hombres de que le dieran sus esposas. José presionó a muchas de estas mujeres para que se casaran con él, diciendo que, si no lo hacían, Dios lo mataría.

José Smith ordenó la destrucción del Expositor de Nauvoo porque sabía que el periódico pondría al descubierto sus diabólicos actos.

No cabe duda de que la única razón por la que José Smith pudo afirmar tener la conciencia limpia era porque, en realidad, tenía una conciencia cauterizada.

El Expositor de Nauvoo

Después de haber realizado esta investigación, ahora creo que la verdadera razón por la que José Smith destruyó al Expositor de Nauvoo fue porque él había organizado en secreto el “Consejo de los Cincuenta,” diseñado para presentar el “Reino de Dios” en la tierra con la iglesia mormona como el cuerpo gobernante y a José Smith como el rey terrenal. El Consejo de los Cincuenta había ordenado a José como “Rey de la Tierra” y el Expositor de Nauvoo iba a imprimir eso en su segunda edición.

Artículo escrito por Rocky y Helen Hulse, Edición No. 37, abril 2010, “The Midwest Expositor(El Expositor del Medio Oeste)  publicación de Mormon Missions Midwest Outreach (Alcance del Medio Oeste para Misiones Mormonas – Traducido del inglés) – Reimpreso y publicado en nuestro sitio web con permiso.

 

Print Friendly, PDF & Email